Paul McCartney: 'He vivido una batalla, pero estoy mejor. Alcanzaré la luz que hay al final del tunel'

El cantante se sincera en una entrevista a la revista The Guardian, en medio de rumores que aseguran que ha llegado a un acuerdo con su ex mujer Heather Mills

Después del juicio del pasado mes de marzo, donde el cantante y su ex mujer, Heather Mills, se encontraron frente a frente para tratar el caso de las acusaciones vertidas por la modelo sobre él tras su separación, Paul McCartney ha abierto su corazón en una entrevista publicada en la revista The Guardian. En ella el ex Beatle, además de hablar con detalle de su carrera musical y el nuevo disco que lanza en junio, Memory almost full, describe cómo se encuentra, justo cuando se cumple un año desde que comenzara su amargo y polémico proceso de divorcio. "He vivido una gran batalla, pero me encuentro mejor. Mi familia ha sido un gran apoyo. En momentos difíciles como este es cuando destaca una familia que te quiere" asegura. Como se suele decir no hay mal que por bien no venga y así McCartney asegura que esta complicada situación ha servido para que se unan un poco más. "Estábamos cerca igualmente, pero cuando pasas por algo así, te unes más".

Beatrice, lo mejor de su matrimonio
Y continúa: "Hay un túnel con una luz al final y la alcanzaré. Mientras, disfruto de mi trabajo y familia". Paul McCartney asegura que no presta atención a las decenas de comentarios que se publican en la prensa sobre su vida privada y explica que su teoría es que "lo que no sabe, no le puede hacer daño". "No leo la prensa. Sé que hay todo tipo de comentarios, pero no los leo y es mejor" concluye. Con respecto a su ex mujer, McCartney tiene claro que el mejor recuerdo que le queda de su matrimonio con Heather Mills es su hija Beatrice, de tres años. "Lo realmente positivo es mi preciosa hija. Ambos sabemos que es algo genial que ha salido de nuestro matrimonio, aunque este no haya funcionado", explica. Hace pocas semanas, unas fotografías de Paul con Sabrina Guinness provocaron las primeras especulaciones que apuntaban a que el ex Beatle tenía una nueva relación sentimental. "No hay nada de cierto en lo que se ha publicado. Es difícil saber qué hacer en esta situación. En varios meses espero que la gente se de cuenta de que son especulaciones infundadas" asegura rotundo.

Las condiciones de la paz
Estas declaraciones de McCartney salen a la luz en medio del revuelo provocado por un artículo de la publicación News of the World, que asegura que la ex pareja ha firmado una especie de tregua pensando en el bienestar de su hija. Dicha teoría está avalada por la imagen del cantante y su ex mujer a la salida de una cafetería donde Paul fue a recoger a Beatrice y donde, según algunas fuentes, la pareja habló durante diez minutos de un modo distendido y amistoso -ya se habían encontrado, fuera de los juzgados, el pasado octubre en el cumpleaños de Beatrice, aunque en aquella ocasión la reunión se caracterizó por la tensión existente entre ambos. Las condiciones de dicha paz incluirían concesiones por ambas partes: un compromiso de los abogados de Paul de elaborar un acuerdo que satisfaga las expectativas de Heather, para el próximo año, y la promesa por parte de la modelo de no trasladarse a Estados Unidos, donde recientemente ha participado en un concurso televisivo, para que Paul no pierda el contacto con su hija. Se señala además que la pareja habría acordado reunirse de nuevo el mes próximo para celebrar el sesenta y cinco cumpleaños del cantante.

Si se confirmara dicha información, sería el primer paso para el final definitivo de una guerra que ha puesto en juego la fortuna del ex Beatle, que asciende a los 825 millones de libras (cerca de 1.200 millones de euros).

Más sobre: