Paulina Rubio vuelve a los escenarios tras su exótica boda mexicana

La artista presentó su gira de conciertos por Estados Unidos que comienza esta noche

Fue sólo un aperitivo del espectáculo que les espera a sus fans americanos, que cuentan ya las horas para verla de nuevo sobre el escenario. Paulina Rubio volvió a coger el micrófono después de su exótica boda en la Riviera Maya mexicana el pasado treinta de abril y la posterior luna de miel, cuyo destino fue un secreto que los novios no quisieron desvelar aunque sí desvelaron que recorrerían medio mundo. Con un minishort blanco y un top del mismo color, la artista desplegó, como es habitual en sus recitales, toda su energía ante los medios de comunicación de Houston, Texas, primera parada de su periplo americano.

Aún no ha abierto los regalos
Con su brillante alianza en la mano derecha, una fabulosa pieza de oro blanco con un diamante engastado, la cantante se definió como una mujer "que tiene claro lo que hace" y comentó que, aunque tendrán hijos en el futuro -tras darse el "sí quiero" afirmó: "Les voy a dar muchos rubitos malcriados, quiero tres o cuatro"-, tanto su marido, Nicolás Vallejo Nágera, como ella quieren centrarse de momento en sus proyectos profesionales. Ante la insistencia de la prensa por los detalles de su enlace, comentó que Nicolás es "un hombre maravilloso", adjetivo con el que definió además el día en que se casaron. Han sido tantas las emociones vividas en las últimas semanas que Paulina Rubio aún no ha tenido tiempo siquiera de abrir sus regalos, tal y como aseguró ella misma.

En el recinto Escapade de Houston comenzará la serie de 27 conciertos -el tour más largo de su carrera en el país norteamericano- que la latina tiene programados por ciudades como Dallas, Chicago, Denver y Boston para presentar los temas de su último disco Ananda. Seguirá después su gira por España e Italia, entre otros países europeos, y en septiembre volverá a Estados Unidos.

Más sobre: