Britney Spears agradece a los fans su apoyo a través de su página web

'Me siento bendecida por el hecho de que os preocupéis tanto por mí' escribe la cantante

Desde que finalizara su tratamiento de desintoxicación, Britney Spears no había hecho ningún tipo de declaración pública hasta ahora. Una vez más ha sido su página web, que está en pleno proceso de renovación, el instrumento a través del cual la princesa del pop se ha puesto en contacto con sus miles de fans, a los que ha dirigido unas palabras llenas de agradecimiento: "La razón de esta carta es que todo el mundo sepa que sus oraciones me han ayudado verdaderamente. Me siento bendecida por el hecho de que os preocupéis tanto por mí y continuaré viviendo en este agradable estado con todos vosotros a mi lado, durante estos momentos difíciles. Todos somos luces del mundo y necesitamos inspirarnos y buscar el poder. Estáis en mis oraciones. Con amor, Britney".

Su ingreso en el centro Promises de Malibú marcó un antes y un después en la vida de la intérprete de Ups! I did it again. Abandonó su alocada vida nocturna por los clubes de Los Ángeles, una actividad que se convirtió en rutina tras su separación del bailarín Kevin Federline, y decidió recuperar la forma física que la mala alimentación y dos embarazos habían deteriorado. Más estilizada y una vez firmado el divorcio de su marido, una renovada Britney Spears retoma poco a poco la carrera musical que abandonó hace tres años cuando se casó.

El primer paso lo dio hace apenas una semana cuando se volvió a subir a un escenario en una mini gira de conciertos por diversos locales de Los Ángeles, toda una sorpresa para sus incondicionales ya que Britney se presentó bajo otro nombre. A pesar de que sus actuaciones fueron muy breves, de entre diez y quince minutos, la artista recordó algunos de los temas que la hicieron conocida alrededor de medio mundo, como Do somenthing’, I’m a save for you, Breathe on me y Toxic, acompañándolos con una vistosa coreografía. Mientras prepara el que será su primer disco después de cuatro años, o al menos eso es lo que dicen los rumores, la artista asiste a clases de baile, pasea con su hijo mayor Sean Preston, de dieciocho meses, y recorre las boutiques más exclusivas.

Más sobre: