Comienzan las celebraciones de la boda de Paulina Rubio con una fiesta en Playa del Carmen

Los alrededor de 700 invitados ya han comenzado a llegar a Cancún para asistir al enlace

La capilla de San Francisco de Asís, en el interior del parque ecológico Xcaret, en Cancún, ya está lista para el enlace matrimonial de la cantante Paulina Rubio y Nicolás Vallejo Nágera que tendrá lugar mañana. La iglesia tiene una decoración que armoniza totalmente con el lugar en el que ha sido construida: bandas rústicas de troncos de madera, bajo los cuales se colocan velas encendidas que flanquean el camino hacia el altar de piedra, coronado por una imagen de Cristo tallada también en madera, y con la patrona de México, Nuestra Señora de Guadalupe, hecha de piedra. Para las bodas que se celebran en ella, se ofrecen detalles que van desde la decoración floral, hecha con un tronco de orquídeas o bromelias, hasta la música, clásica, y velas y antorchas en el recorrido hacia el templo.

Paulina y Nicolás han invitado al que seguramente será el día más feliz de su vida, alrededor de 700 invitados, los cuales serán recibidos en uno de los sitios más exclusivos de Playa del Carmen, rodeados de extensas playas de arena blanca bañadas por las aguas cristalinas del Caribe. La música mexicana y el ruido del oleaje darán la bienvenida a los invitados que, poco a poco, van aterrizando en Cancún. Los primeros en llegar fueron la madre y las hermanas del novio, para más tarde hacerlo la madre de la novia, la actriz mexicana Susana Dosamantes, quien actualmente vive en Miami y que llegó con total discreción acompañada por un gran cuerpo de seguridad. Aunque estos son los primeros en llegar se prevé la asistencia de muchos invitados procedentes de España.

Paulina ha elaborado con mucho cuidado cada uno de los detalles de su boda, entre los que podemos destacar que todos los invitados deberán vestir de blanco, ya que ese es el deseo de la novia, habrá muchísimas rosas y lirios de color blanco y el escenario estará rodeado de cientos de velas del mismo color flotando alrededor de un río dentro del parque de Xcaret. Tras la boda, Paulina y Nicolás se tomaran tan sólo unos días de vacaciones, ya que el 17 de mayo la cantante iniciará una gira por Estados Unidos con más de 70 conciertos.

Más sobre: