Las Spice Girls celebran juntas el bautizo de la hija de Geri Halliwell

Los padrinos de la niña han sido Victoria Beckham y Kenny Goss, pareja del también cantante George Michael

Bluebell Madonna, la hija Geri Halliwell, ya puede presumir de madrina. La pequeña, que está a punto de cumplir un año, ha sido bautizada en Londres y la ceremonia la ha convertido en ahijada de Victoria Beckham, que fue compañera de Geri en el grupo musical Spice Girls y que sorprendió a todos los asistentes con un conjunto blanco y su recién estrenado pelo rubio.

Victoria Beckham y Geri Halliwell, que se mantuvieron distanciadas durante algún tiempo después de disolverse el grupo musical del que ambas formaban parte, son ahora grandes amigas. Tanto es así que Halliwell ha pedido a la mujer de David Beckham que sea ella quien cuide de su bebé cuando ella no pueda hacerlo. La relación entre ellas es tan fluida que Geri, que se acaba de lanzar al mundo de la literatura infantil, se ha inspirado en su amiga ‘Vicky’ para crear un personaje de cuento.

La cantante británica también ha escogido a un amigo como padrino de la niña, Kenny Goss, pareja del cantante George Michael y propietario de la galería Goss Gallery de Dallas. La ceremonia de bautizo, celebrada en la estricta intimidad, ha sido la excusa perfecta para que las Spice se reúnan de nuevo. Emma Bunton, a la que ya se le nota el embarazo, y Mel C, que triunfa con su nuevo álbum, viajaron a la capital británica para estar junto a su amiga. La única ausencia fue la de Mel B, que ha dado a luz hace poco a su segunda hija en Los Ángeles por lo que no pudo viajar.

La pequeña Bluebell Madonna vino al mundo el pasado 14 de mayo del 2006 mediante cesárea, en el hospital Portland, de Londres, el favorito de las estrellas, y pesó al nacer 2,610 kilos. La niña es fruto de una efímera relación que Geri mantuvo con el guionista de Hollywood Sacha Gervasi.

Más sobre

Regístrate para comentar