Los motivos que llevaron a Britney Spears a raparse su bella melena

La cantante quiso rendir un tributo a una tía suya que murió de cáncer

A nadie se le ha podido olvidar el radical cambio de imagen con el que Britney Spears sorprendió a medio mundo el pasado febrero, y es que la cantante, para los que lo hayan olvidado, decidió raparse su bella cabellera rubia al cero. Nadie sabía a qué se debía dicho cambio, ni los motivos de tan drástica decisión. Sin embargo, todo apuntaba a un arrebato de la artista, que por esos meses llevaba una vida un tanto alocada después de que anunciara su divorcio del bailarín Kevin Federline.

Ahora, y según ha dado a conocer un amigo de la cantante, sabemos los motivos que llevaron a Britney a deshacerse de su pelo y, aunque a todos nos sorprenda el motivo, no fue otro que rendir un merecido tributo a una tía suya que murió de cáncer y a la que Britney no pudo acompañar en tan tristes momentos. Fue, según dicho amigo de la cantante, un acto de solidaridad, un merecido homenaje, ya que Spears se sentía muy abrumada por no haber estado junto a su tía en esos momentos tan difíciles.

Y a pesar de tomar ella la decisión de acabar con su larga melena, han sido pocas las ocasiones en las que hemos podido ver a la actriz luciendo su corto pelo, ya que ha optado por disimular su atrevido corte con pelucas de diversos colores y longitudes o con sombreros de diferentes estilos.

Después de su cambio de look Britney ingresó en la clínica de desintoxicación Promises, de Malibú en la que permaneció un mes. Durante su estancia en la clínica, Britney contó con todo el apoyo de su familia y también con el de su ex marido Kevin Federline que la visitó en varias ocasiones con sus dos hijos, Sean Preston y Jayden James, a los que cuidó desde que su madre ingresara. Fueron muchos los motivos que se adujeron para el internamiento de Britney Spears, aunque ninguno de ellos fue confirmado de forma oficial por el entorno de la cantante. Se apuntó a que una depresión post parto podría ser el origen de sus problemas, mientras que la propia cantante habría admitido que padece de bulimia desde la adolescencia.

Más sobre: