Paulina Rubio y Nicolás Vallejo Nágera, despedida de solteros familiar en Madrid

La pareja cenó con un grupo de amigos y familiares en un restaurante de la capital española

Apenas diez días, eso es lo que falta para el día más feliz en la vida de Paulina Rubio y Nicolás Vallejo Nágera. El próximo día 30 de abril contraerán matrimonio en México, aunque la pareja aún no ha viajado al país azteca. Anoche estuvieron en Madrid compartiendo con algunos amigos y familiares una tranquila cena en un restaurante de la capital española, para despedir su soltería. Con un mini vestido dorado y una chaqueta en tonos grises, la artista confesó que ambos están felices esperando el gran día. "Estoy más ansiosa que nerviosa en estos momentos, pero los dos estamos muy contentos e ilusionados", explicó.

No quiso desvelar, sin embargo, ningún detalle de su vestido de novia, guardando silencio con una sonrisa ante la insistencia de la prensa. Nicolás, que conducía el coche, fue el que contestó con humor ante la curiosidad sobre cómo va a ser el secreto mejor guardado de la ceremonia: "No lo va a decir delante de mí", mientras Paulina apostillaba: "Trae mala suerte describirlo antes de la boda". El único aperitivo que dio es que "es blanco" y "muy lindo". En cuanto a los padrinos de la ceremonia religiosa, tal y como ya había anunciado en las páginas de nuestra revista el pasado mes de noviembre, confirmó que serán su padre y la madre de Nicolás.

La intérprete de Una sola palabra, que tiene programados dos conciertos en Bilbao y Castellón este fin de semana, añadió que Nicolás ya le ha hecho varios regalos antes del enlace, un detalle al que, por supuesto, ella ha correspondido. "El amor es el amor" concluyó.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más