Alejandro Sanz: 'Mis hijos ya se conocen y se cayeron muy bien'

El cantante, que ha llegado a México en el marco de su gira El tren de los momentos, comentó que se había producido el encuentro entre Manuela y Alexander

El tren de los momentos de Alejandro Sanz ha hecho una parada en México, donde se ofrecerá una serie de ocho conciertos en el Auditorio Nacional con los temas de este último trabajo. El convoy del artista está lleno de melodías y son sólo esas canciones las que Sanz quiere mostrar al público. Fue precisamente por eso por lo que durante la rueda de prensa de presentación de sus actuaciones, evitó dar detalles sobre su vida privada, pidiendo además respeto para esa parte de su vida. Alejandro comentó sin embargo, según informa la agencia de noticias AP, que sus dos hijos, Manuela y Alexander, ya han estado juntos. "Ya se conocen y se cayeron muy bien", aseguró.

La hija mayor del cantante, Manuela de cinco años, nació de su matrimonio con la modelo mexicana Jaydy Mitchel, mientras que la existencia de Alexander, de tres años y fruto de su relación con la peluquera y diseñadora Valeria Rivera, no se hizo pública hasta finales del año pasado. El cantante se vio obligado a revelar que era padre de otro niño debido a la extorsión a la que fue sometido por parte de dos de sus empleados, con los que mantiene un proceso judicial. Tampoco con respecto a este juicio se pronunció el artista: "No voy a hablar del proceso… no tengo nada de qué protegerme, soy transparente como el tequila, sólo puedo decir que hay una demanda".

El talento de Valeria
Añadió que ya "tiene callo" en lo que se refiere a soportar la expectación que levanta su vida privada, aunque no quiso opinar sobre los rumores que apuntan a que su ex mujer Jaydy Mitchel tiene una nueva relación con el futbolista Rafael Márquez. "No sé si están saliendo. Ella puede hacer lo que quiera y él por lo visto también" explicó. En referencia a Valeria, que acaba de inaugurar su propia tienda de moda en Miami, apuntó: "Es una mujer muy talentosa que se lo merece".

Centrándose más en el terreno profesional, Alejandro Sanz adelantó que, entre sus proyectos, está la grabación de un disco en inglés, una aventura que fusionará influencias de rock sinfónico andaluz, Jimi Hendrix, Pink Floyd y Prince. "Seguramente no tendrá punto de comparación con mis trabajos anteriores, pero siento que esa es la clave del éxito, hay que seguir cambiando" explicó. Y en esta línea de cambios se encuentra su incursión en otros tipos de arte como la fotografía y la pintura, que mostrará en una exposición que prometió llevar al país azteca. Allí será además donde se case el día 30 de este mes su gran amiga Paulina Rubio y Nicolás Vallejo Nágera, un acontecimiento al que no sabe si podrá asistir a pesar de haber sido invitado.

Más sobre: