La caída de Heather Mills en la pista de baile

La ex mujer de Paul McCartney no pudo mantener el equilibrio en una de sus actuaciones en el programa Dance with the stars y acabó en el suelo

Las piruetas en la danza requieren una gran dosis de equilibrio, sobre todo si uno no está acostumbrado a ejecutarlas con zapatos de tacón. Entonces se corre el riesgo de terminar en el suelo, con el consiguiente dolor en las partes que resultan magulladas contra el parquet. Esto es precisamente lo que le ha pasado a Heather Mills en una de sus actuaciones en el programa Dance with the stars de la televisión americana, en el que ha causado tanta sensación que es una de las favoritas del jurado. A raíz de sus apariciones en pantalla, se ha convertido además en una habitual de las entrevistas en radio y televisión en las que, aparte de contar su experiencia en la pista de baile, ha hablado de su divorcio con Paul McCartney.


Pese a todo, obtuvo una buena puntuación
El "fatídico" episodio ocurrió en el programa de esta semana. Durante los últimos días, la modelo había ensayado una marchosa samba con su pareja de baile Jonathan Roberts y nada hacía presagiar que algo iba a salir mal. La puesta en escena era perfecta: la música y un escotado y colorista vestido de lentejuelas, combinado con un cuerpo en color rosa, acompañaban los estudiados movimientos. Sin embargo, es el azar el que siempre juega malas pasadas y, justo al final del número, cuando Heather colocó su pierna derecha sobre el hombro de Jonathan, el tacón resbaló. La consecuencia lógica fue que la ex mujer del cantante perdió el equilibrio y acabó en el suelo.

Intentando mantener la compostura en tan "delicada" posición, Heather se ayudó de la mano de Jonathan para levantarse y, sin perder la sonrisa (ante las cámaras poco más se puede hacer), escuchó la gran ovación que le dedicó el público. Pese al resbalón, la pareja recibió una de las máximas puntuaciones de la noche por parte del jurado: 21 puntos sobre 30. La cosa quedó en un pequeño susto para Heather que es la primera concursante con una prótesis en la pierna, algo que atrajo poderosamente la atención del público que incluso ha hecho apuestas en Internet sobre si se le caerá o no durante el concurso. Ha sido tal el éxito de la que fuera esposa del ex Beatle que su nombre ya suena en la lista de concursantes para la versión inglesa del espacio, Strictly come dancing.

Más sobre: