Whitney Houston y Bobby Brown estarán oficialmente divorciados a finales de este mes

El juez ha concedido la custodia de la hija de ambos a la cantante, que declinó recibir ningún dinero en concepto de manutención de su ex marido

El divorcio de la cantante estadounidense Whitney Houston y su marido, el también cantante, Bobby Brown, será definitivo a fines de abril. Un juez de California ha declarado que su unión quedará legalmente disuelta el próximo día 24 y le ha concedido además a Houston la custodia de la hija de la pareja, Bobbi Kristina, de 14 años.

Bobby Brown apelará
La cantante, de cuarenta y tres años, no ha solicitado ningún tipo de manutención ni pensión de su ex marido, ya que algunas fuentes aseguran que "no quiere recibir nada de él". Whitney habría declarado además ante el juez que su hija ya no depende económicamente de su padre. Brown no compareció en la vista en la que quedaron fijadas dichas disposiciones, aunque su abogado, Ram Cogan, anunció que el cantante apelará la decisión judicial.

Whitney Houston decidió poner fin a su matrimonio el pasado mes octubre, alegando diferencias irreconciliables, tras catorce años de tormentosa relación. En febrero, solicitó en un tribunal la aceleración de los trámites para obtener el divorcio legal cuanto antes. La última vez que se ha visto a la pareja junta en público fue a principios del pasado mes de marzo, cuando ambos celebraron el cumpleaños de su hija.

Galardonada con 26 premios American Music Awards y seis Grammys, la artista detenta el récord de primeros lugares consecutivos en ventas de álbumes en Estados Unidos. Una carrera apoteósica que se vió truncada cuando, según ella misma, por la mala influencia de su marido, entre otros, se vio envuelta en una terrible adicción a las drogas. El giro en su vida se completará próximamente cuando, ya divorciada y recuperada de sus problemas de salud, publique su disco de retorno al mercado musical. Un éxito seguro para el que todavía no hay fecha concreta.

Más sobre: