Ojani Noa, primer marido de Jennifer López: 'Creo que me fue infiel con P. Diddy'

El cubano acudió al programa de televisión Dónde estás corazón donde contó los detalles de su historia de amor y la batalla legal que mantiene con la cantante por el libro que ha escrito sobre su vida en común

Tierna, tímida y sencilla son los tres adjetivos que utiliza Ojani Noa, el primer marido de Jennifer López, para definir a la que fuera su esposa durante once meses. Fue en el programa Dónde estás corazón donde el ex camarero relató el principio y fin de su historia de amor con la latina, con la que actualmente mantiene una lucha en los tribunales por el libro de memorias que ha escrito contando aspectos íntimos de su vida en común.

El comienzo de su amor
Ojani recordó con cariño cómo era Jennifer López cuando se conocieron en el restaurante en el que él trabajaba en Miami. "Vino muchas noches al local con sus amigos, me fijé en ella y me di cuenta de que era muy guapa", comentó. Se enamoraron en 1996, cuando él tenía apenas 21 años y ella, que estaba comenzando a despuntar como actriz, había cumplido los 26. "Tenía miedo a enamorarme pero me dejé llevar. Cuando me contó que era actriz, fue como un sueño hecho realidad. Me pregunté por qué me había elegido a mí, pero creo que la conquistó mi seriedad, mi actitud ante el trabajo. Ella es tierna, tímida, sencilla y honesta. Sus besos saben a chocolate y son suaves y ardientes", recordó Ojani.

Le tacharon de interesado
Los comienzos de su vida en común no fueron fáciles, según describió el cubano, ya que los primeros meses mantuvieron una relación a distancia. Él decidió mudarse de Miami a Los Ángeles donde ella residía, pero tuvo que hacer frente a los comentarios que le tacharon de interesado. "Su familia al principio pensaba que estaba con ella por dinero, pero tuve que aguantar los comentarios, pese a que me molestaban. Ella decía que no le importaba lo que dijeran", añadió. Su boda con la artista se celebró a finales de 1997 y fue un momento muy emotivo: "Yo no comí nada, estaba muy nervioso, pero contento, alegre. Ella estaba también muy contenta y emocionada. Hubo 300 invitados, entre ellos algunos famosos como Oliver Stone y Christian Castro".

Más sobre: