Britney Spears termina el tratamiento de desintoxicación

La cantante ha abandonado ya el centro 'Promises' en Malibú, según su representante

Britney Spears ha abandonado ya la clínica de desintoxicación Promises, de Malibú, en la que estaba ingresada desde hace exactamente un mes. Su representante, Larry Rudolph, confirmó, a través de un comunicado distribuido por Jive Records, que la artista, de 25 años, ha completado "su tratamiento de forma satisfactoria". El portavoz de la intérprete de Ups! I did it again solicitó además a los medios de comunicación delicadeza al tratar esta cuestión, algo que ya hiciera en el momento de su ingreso. "Pedimos un respeto por parte de los medios a su privacidad y a la de su familia y amigos", concluyó Rudolph.

Han sido sólo treinta días los que la artista ha permanecido en la institución, un periodo mínimo que todos los internos tienen que completar y que tiene un coste aproximado de 48.000 dólares. Fueron muchos los motivos que se adujeron para el internamiento de Britney Spears, aunque ninguno de ellos fue confirmado de forma oficial por el entorno de la cantante. Hace sólo una semana se apuntó a que una depresión post parto podría ser el origen de sus problemas, mientras que la propia cantante habría admitido que padece de bulimia desde la adolescencia.

A la tercera va la vencida
Lo cierto es que el comportamiento de Britney Spears después de que anunciara su divorcio del bailarín Kevin Federline ha sido sorprendente. Semanas de polémicas salidas nocturnas culminaron con su ingreso en una clínica del Caribe, aunque sólo un día después, salía del centro para volver a Los Ángeles. Allí se rapó el pelo al cero y de nuevo volvió a entrar en el hospital, esta vez parecía que para quedarse aunque de nuevo salió tras veinticuatro horas. Como se suele decir a la tercera va la vencida y Britney, después de haber sido amenazada por su ex marido Kevin Federline, que estaba dispuesto a pedir la custodia de los dos hijos del matrimonio, continuó el programa. No ha estado sola sin embargo durante este tiempo ya que, al incondicional apoyo de su familia, se unió el de su ex marido, que la visitó en varias ocasiones con sus dos hijos, Sean Preston y Jayden James, a los que ha cuidado desde que su madre ingresara.

Tampoco los hombres que fueron importantes en algún momento de su vida, Justin Timberlake y su última relación conocida el modelo Isaac Cohen, la han abandonado en estos complicados momentos y le han enviado mensajes de apoyo. La última especulación, que pone el punto y seguido a esta historia, apunta a que Britney Spears habría recuperado la ilusión con un nuevo amor, un cantante de rock que también se recuperaba en el centro de Malibú.

Más sobre: