Las piruetas de Heather Mills bailando el 'foxtrot'

La modelo asegura que su ex marido, Paul McCartney, le envió un ramo de flores antes de su estreno en televisión

Con el público en pie mientras aplaudía terminó el debut de Heather Mills como bailarina en el estreno de la nueva temporada de Dance with the stars, el Mira quién baila de la televisión americana. Muy entregada al ritmo de la música, la modelo se atrevió incluso con algunas sencillas piruetas mientras bailaba un foxtrot, movimientos a los que su vestido de lentejuelas rosas y color crema dio color. "Estoy muy contenta de no haberme caído" comentó al final la ex mujer de Paul McCartney recuperando el aliento. Y es que, como se destacó en la presentación del programa, Mills es la primera concursante con una prótesis en la pierna, lo que no le impidió hacer lo programado en los ensayos.

El jurado tuvo además palabras de elogio para Heather a la que describieron como "una inspiración para que la gente baile". La puntuación obtenida la situó en la mitad de la clasificación, con 18 puntos sobre 30, junto a su pareja el bailarín profesional, Jonathan Roberts, algo con lo que se mostró muy satisfecha. Heather Mills se ha convertido en uno de los principales atractivos del concurso, no sólo por su dificultad para moverse, sino por su polémico divorcio del ex Beatle que acapara la atención de medios de comunicación de todo el mundo.

Un ramo de flores de Paul
Un día después de bailar, Heather aprovechó su estancia en Estados Unidos para intervenir en el programa de Larry King y asegurar que su relación con McCartney no es tan mala como se dice. Heather Mills explicó que había recibido un ramo de flores con una tarjeta firmada "con amor, papá y Beatrice", una dedicatoria de parte de McCartney y su hija de tres años. "No me sorprendió porque todavía mantenemos la amistad. Es sólo que sus abogados son como una pesadilla y sin ellos las cosas se habrían solucionado hace tiempo", añadió. Comentó además que había estado "locamente enamorada" de Paul y que, de momento, habrá que esperar para llegar a un acuerdo en su divorcio. "Tenemos cita en el juzgado dentro de un año, aún no hay acuerdo", aseguró Mills.

Perseguida por la prensa
La televisión es una forma de alejarse de las críticas que llenan las páginas de los periódicos, según explicó en varias entrevistas previas al estreno: "Son como unas vacaciones para mí, porque mi vida es muy ajetreada y estresante". Reacia a contestar preguntas sobre su vida privada, añadió que su aparición en la pequeña pantalla no era un modo de buscar publicidad: "He sido perseguida y acosada durante diez meses y han dicho que buscaba publicidad, cuando nunca he salido ni he hecho nada". Sin embargo y sólo un día después, una manifestación en apoyo de los derechos de los animales fue el escenario en el que, dejando al margen el tema del baile, Heather Mills rompió su silencio. No hay acuerdo monetario, pese a los rumores, y aún quiere a su ex marido, el padre de su hija, unas declaraciones con las que Heather ha escrito el último capítulo de esta complicada historia.

Más sobre: