Paul McCartney y Heather Mills, ¿el final de la batalla?

La ex pareja podría haber llegado por fin a un acuerdo en su complicado divorcio, por el que McCartney pagaría a Mills 29 millones de libras, más de 42 millones de euros

El polémico proceso de divorcio entre Paul McCartney y Heather Mills podría haber llegado a su fin, si se confirman los incesantes rumores que han llenado las páginas de la prensa inglesa los últimos días. Después de tres vistas ante el juez, la modelo habría aceptado un acuerdo que incluiría 29 millones de libras (más de 42 millones de euros), algunas propiedades inmobiliarias -se dice que una de ellas podría ser la residencia de St. John Wood, en Londres- y la custodia compartida de la hija de ambos, Beatrice. Se ha dicho también que Heather le habría pedido al ex Beatle una pensión de 10.000 libras diarias (casi 15.000 euros) para alcanzar un acuerdo.

Un divorcio empañado por mutuas acusaciones
Cifras millonarias que, si fueran ciertas, supondrían una rebaja en las pretensiones de Mills, que al principio del proceso ya rechazó la misma cantidad, treinta millones de libras, evitando así el acuerdo amistoso que llevó el caso a los tribunales. La pareja no firmó acuerdo pre-matrimonial, práctica que tacharon de "poco romántica", por lo que se ponía en peligro la fortuna de McCartney, que asciende a los 825 millones de libras (cerca de 1.200 millones de euros). El cruce de polémicas acusaciones por ambas partes ha sido la nota característica de este proceso, cuyo juicio comenzó la pasada semana en Londres. El gesto de victoria hecho por McCartney con los dedos a la salida de una de las sesiones puso en alerta a la prensa, que ha visto en él un símbolo de que la batalla estaría llegando a su fin, aunque el cantante comentó que no lo había hecho con ese sentido.

Un nuevo disco de rock
Sin pronunciarse sobre el posible acuerdo, la ex pareja continúa con sus proyectos profesionales. Paul McCartney está preparando ya el que será su nuevo disco, según una fuente de la compañía discográfica de McCartney, MPL, citada por el diario Sunday Express. Sería un álbum de rock que podría estar en el mercado dentro de seis u ocho semanas. Al parecer McCartney querría volver a ser portada por su faceta musical y no por los escándalos de su vida privada. Por su parte, Heather Mills está volcada en su nueva faceta de bailarina y ya ha comenzado los ensayos para el concurso Dance with the Stars de la televisión americana, que se estrena el próximo 19 de marzo.

Más sobre: