El cantante Robbie Williams abandona el centro de rehabilitación

Después de tres semanas ingresado en una clínica de Arizona, el artista ha abandonado el centro porque no se "sentía cómodo allí", según ha dicho su hermana Sally

Robbie Williams, ex componente de Take That, se ha marchado de la clínica de rehabilitación de Arizona en la que estaba ingresado. Después de tres semanas, el cantante, que se estaba recuperando de su adicción a los medicamentos, se ha trasladado a Los Ángeles, aunque seguirá tratándose con un programa específico, según confirmó su representante. Este añadió que el artista estará además bajo la supervisión de un consejero y su madre, que ha volado a Estados Unidos para estar con su hijo. La hermana del artista, Sally, ha comentado además que uno de los motivos por los que Robbie ha dejado el centro tan pronto es que no se "sentía cómodo allí".

Seguirá por su cuenta
"Estaba incómodo así que tenía que salir y continuar con una alternativa. Hay un proceso por el que tiene que pasar y del que no ha completado todos los pasos que se supone debe pasar, así que va a terminar el trabajo por su cuenta" aseguró Sally. Sin embargo asegura que estas semanas le han ayudado a encontrarse mejor: "Creo que está mejor de lo que estaba, pero obviamente no ha terminado el tratamiento y tiene que continuar. Es muy serio acerca de eso y sabe que tiene que trabajar para mejorar las cosas para él y la gente que le rodea" concluyó Sally.

El intérprete de Rudebox ingresó voluntariamente en el centro de desintoxicación el mismo día de su treinta y tres cumpleaños, cancelando un concierto que tenía previsto en Las Vegas. Esta es la segunda vez que el artista sigue un programa de estas características ya que, en el año 2005, cuando abandonó la banda, ya se trató de su adicción al alcohol y otras sustancias. En aquella ocasión, Williams confesó que fue Elton John el que le obligó a ingresar en una clínica, debido a su lamentable estado. En esta ocasión, su madre Jan fue la que comentó, en la cadena de radio de la BBC, que había sido como un "regalo" que él decidiera comenzar el tratamiento. "Es un personaje público y toda la atención de los medios le está añadiendo presión", comentaba Jan entonces.

El apoyo de Take That
La carrera de Williams en solitario ha estado plagada de éxitos y buenas críticas, aunque su último disco, Rudebox, no ha tenido tanta repercusión como los anteriores. Robbie Williams, que puede presumir de ser el artista más galardonado en la entrega de los premios Brit, sólo fue nominado en una categoría en la edición de este año y además el pasado septiembre tuvo que cancelar su gira por Asia, debido al "cansancio y el estrés".

El cantante ha recibido un gran apoyo por parte de los que fueran sus compañeros de grupo, Take That, que le recordaron con especial cariño precisamente en la entrega de los premios Brit, en la que fueron galardonados por el disco que supone su vuelta a los escenarios, Beautiful World. "Creo sinceramente que si no hubiera sido por su éxito, no habría habido el interés que hay por nosotros, por ponernos de nuevo en el mapa. Así que gracias, Robbie", dijo Gary Barlow.

Más sobre: