Shaila Dúrcal recoge un disco de oro, arropada por sus hermanos

La hija menor de Rocío Dúrcal ha vendido, en sólo dos semanas, cerca de 50.000 copias de Recordando, el primer álbum que edita en España

Es el vivo retrato de su madre, no sólo físicamente sino también en la voz y va además por el mismo camino que ella en cuanto a éxito se refiere. La hija menor de Rocío Dúrcal y Junior, Shaila Morales, se ha convertido en una digna sucesora del talento musical de sus progenitores con apenas dos discos en el mercado. La joven acaba de recoger el disco de oro por las cerca de 50.000 copias vendidas en España de su último disco, en sólo dos semanas. Su Recordando ha conquistado al público con versiones de algunos de los grandes clásicos de su madre, que se unen a dos temas inéditos, compuestos especialmente para la joven. Shaila recogió el galardón, sin perder un momento esa sonrisa que recuerda tanto a la de su madre, muy guapa con un vestido en colores negro y oro. La joven, de 27 años, que ya está acostumbrada a escalar puestos en las listas de ventas -su primer disco editado en México, donde reside y donde Rocío Dúrcal se convirtió en una de las grandes damas de la canción con sus famosas rancheras, la convirtió en un personaje muy popular-, estuvo muy arropada por sus hermanos Carmen y Antonio, que no quisieron perderse esta especial ocasión.

Carmen Morales la definió como una persona muy trabajadora y aseguró que se parece "cada vez más" a su madre. Por su parte, Antonio reiteró que están encantados con el éxito que está teniendo. Los dos fueron los encargados de entregarle el cuadro con el disco de oro, que Shaila recibió muy emocionada. La joven artista tuvo palabras de agradecimiento para su novio, que pasa una temporada con ella en España: "Gracias por tu apoyo, te quiero mucho"; y su padre, que no pudo acompañarles esa noche: "Gracias a mi padre por compartir conmigo su sabiduría y enseñarme lo bonita que es la música desde pequeña". Shaila concluyó con un cariñoso recuerdo a su madre: "Sobre todo quiero dedicarle este disco de oro y toda mi carrera a mi madre, que es la que ha hecho que esté aquí hoy en día".

También estuvo Óscar Lozano
En la fiesta, celebrada en una sala madrileña, también estuvieron Óscar Lozano, ex marido de su hermana Carmen, con su novia, Vania Millán. Los tres hijos de Junior y Rocío Dúrcal -fallecida el pasado 25 de marzo de cáncer- celebraron este record de ventas, con el recuerdo de su madre muy presente en la memoria. Déjame vivir, Amor eterno, Si yo tuviera rosas y Como tu mujer son algunos de los temas que Shaila eligió para crear un disco, que nació como un regalo para su madre, aunque nunca lo pudo escuchar terminado. "Quería que fuera una sorpresa para mi madre, pero un día no aguanté más las ganas y se lo conté. Escuchó las primeras maquetas y le gustaron mucho", comentaba Shaila cuando presentó el álbum.

"Sufrí la pérdida más grande de mi vida, ya que mi madre es la fuerza interior que me mantiene en pie. A los cuatro días de luto sentí una presencia enorme que me impulsó. Con un gran sentimiento llevé toda mi fuerza al estudio de grabación; estoy completamente segura que ella me acompañó durante todo el proceso, porque ella es el motor principal de este trabajo", comentaba entonces.

Más sobre: