Lorena, ganadora de OT: 'Leo es un buen amigo y me ha dado muy buenos consejos'

La joven prepara ya el que será su disco debut

Hija de un funcionario y una ama de casa que emigraron de Andalucía a Cataluña en busca de una vida mejor, tiene veinte años, es la menor de tres hermanas y antes de ganar la nueva edición de Operación Triunfo trabajaba como dependienta de Zara en Lleida. Un cambio radical para Lorena Gómez, que está empezando a disfrutar de las mieles del éxito. Muy sensata, sabe que su profesión, la nueva que ha elegido, es una carrera de fondo. Y para ello se prepara.

Has ganado Operación Truinfo, pero el año pasado no pasaste de la primera ronda en las pruebas de selección.
Es cierto, pero creo que a cada uno le llega el momento. Ha sido el destino y la suerte. Este era momento y no el año pasado.
El que la sigue la consigue.
Tenía como un pequeño presentimiento y dije venga voy un día antes a ver que pasa. Fui la numero cinco en los castings y me pegaron la pegatina número 1.
¿En tu casa hay antecedentes o eres la primera artista?
Siempre ha habido mucho arte, mis padres son del sur y como no, se lleva dentro. Por parte de familia lejana sí que había algún palmero, algún guitarrista, todo muy instrumental, pero no ha cantado nadie.
Así que entre Cataluña, donde naciste, y Andalucía, la tierra de tus padres, como decía Alejandro Sanz tienes el ‘corazón partío’.
Sí tengo el corazón partío, lo tengo dividido en dos.
¿Cómo llevan tus padres que la pequeña esté cada vez menos en casa?
Se ha ido acostumbrando poco a poco. El estar cuatro meses fuera de casa en la academia es una preparación muy buena, para ellos y para ti. Así que lo tienen asumido, mi madre lo lleva un poco peor, pero sabe que es mi sueño.
No me digas que no sabías que ibas a ganar.
Te digo la verdad. Cuando iba llegando el final del programa claro que tenía la posibilidad como todos pero en ese momento no me preocupaba el ganar o el perder, simplemente me preocupaba llegar hasta el final, hacerlo lo mejor que pudiera sin nervios y sin presión. De todas maneras, siempre he creído que el ganador estaba entre Saray y Daniel y Moritz.
Demasiado modesta.
Es como quien compra un cupón y nunca sabe si la va a tocar. Pero estoy muy contenta porque cuando no te lo esperas es cuando realmente más ilusión te hace.
No querrías tener falsas esperanzas y que luego el resultado no fuera el que deseabas.
También porque pueden pasar muchísimas cosas, he visto las cuatro ediciones anteriores y me han impactado muchas cosas, hay muchos cambios y al final la audiencia es la que elige.
Risto no fue demasiado cruel contigo ¿tenías enchufe?
No. Creo que ha sido muy claro siempre, ha destacado su sinceridad y creo que las cosas que ha dicho me han servido bastante. Aunque es verdad que a veces se ha pasado con algún comentario y no me ha parecido bien hacia mis compañeros. Muchos piensan que era un guión. No lo creo porque yo fuera le sigo viendo igual, en todos los programas que ha ido y le he escuchado. Es una persona muy peculiar, tiene un carácter muy peculiar y es Risto Mejide, si no, no sería él.

Más sobre: