Madonna y Guy Ritchie acuden a una consejera matrimonial y firman un contrato de convivencia

La diva del pop y su marido se comprometen a pasar más tiempo con sus hijos y planean buscar casa en Nueva York

Los continuos viajes y la ajetreada agenda de conciertos y grabaciones de Madonna parecen dificultar que la diva del pop dedique suficiente tiempo a su familia, algo que estaría en el origen de las continuas crisis que se le atribuyen a su matrimonio en las publicaciones impresas. Para acabar con las desavenencias y llegar al perfecto equilibrio entre vida familiar y carrera musical, Madonna y su marido, Guy Ritchie, habrían acudido a una terapeuta y consejera de parejas, Tricia Barnes, que les dio las pautas para salvar su vida en común, según informa la revista People. Las largas conversaciones del matrimonio sobre el tema habrían fructificado en la firma de un acuerdo o pacto de convivencia en el que se comprometen, entre otras cosas, a dedicar más tiempo a sus tres hijos, Lourdes, Rocco y David.

Se irán a vivir a Nueva York
Para conseguirlo, según detalla esta publicación, deben renunciar a cualquier proyecto que pueda poner en peligro la estabilidad familiar y buscar un hogar más grande para todos, en este caso en Manhattan, Nueva York. La pareja, que mantendría su residencia en Inglaterra, estaría decidida así a mudarse de nuevo a los Estados Unidos, país natal de la cantante. Durante el último año, han sido varias las ocasiones en las que la intérprete de Hung up ha comentado las dificultades que tienen sus hijos para seguir con normalidad el curso escolar debido a los continuos viajes que hacen con ella cuando está de gira. Incluso el padre de Guy, John, habría apuntado a que las ausencias de la artista y el deseo de esta de adoptar de nuevo -después del pequeño David- estarían diezmando la relación.

Sin embargo, solos o con sus hijos, Madonna y Guy Ritchie se muestran muy unidos en público, sin escatimar en muestras de cariño como hicieron en el estreno en Londres de Arthur and the invisibles a finales de enero. Quizá con este documento firmado de común acuerdo se terminen las especulaciones en torno al matrimonio, que ha estado en el ojo del huracán en los últimos meses por la polémica adopción de David. La llegada del niño de Malawi a la vida de Madonna y Guy Ritchie no ha estado exenta de problemas, ya que desde el principio hubo ciertos sectores que se opusieron al proceso.

Más sobre: