Alejandro Sanz ensaya en Madrid, mientras Valeria Rivera se divierte en los carnavales de Tenerife

El artista ultima en España los detalles de su gira mundial que comenzará en marzo; la madre de su hijo Alexander ha visitado estos días la isla canaria invitada por el bailarín Rafael Amargo

Mientras Valeria Rivera disfruta estos días del carnaval en tierras tinerfeñas -la madre del hijo del cantante ha formado parte del jurado en el festival organizado con motivo de esta fiesta-, Alejandro Sanz da los últimos retoques en Madrid al repertorio que llevará por medio mundo a partir del 9 de marzo. El artista ha elegido España como sala de ensayo de lo que será su regreso a los escenarios después de más de tres años sin hacer una gira. La primera estación de su Tren de los momentos será en Perú, aunque luego la maquinaria que acompaña sus melodías se moverá por Argentina, Uruguay y Estados Unidos -el Madison Square Garden de Nueva York marcará el final de su periplo americano. No será hasta agosto cuando recale en España y deleite a sus fans con A la primera persona, entre otros temas.

David Beckham, fan de Alejandro
Los ensayos del español tuvieron estos días además un espectador de excepción, David Beckham, que observó entre bambalinas cómo se prepara Sanz para dar lo mejor de sí mismo a sus fans. El jugador del Real Madrid, que abandonará España en verano para militar en las filas del Galaxy de Los Ángeles, es uno más de los que se han dejado conquistar por las melodías del artista, que han triunfado de tal forma que ya son más de veinte los millones de ejemplares vendidos de sus discos alrededor de todo el mundo.

El nombre de Alejandro Sanz ha traspasado en los últimos meses el plano puramente musical con la difusión, por parte del artista, de un comunicado en el que se revelaba la existencia de Alexander, un hijo nacido de su relación con Valeria Rivera. La peluquera y diseñadora puertorriqueña habló en exclusiva para la revista ¡HOLA! sobre su relación con Alejandro Sanz y sobre Alexander, el hijo de ambos de tres años. Pese a que está en el punto de mira de los medios, el cantante intenta mantenerse al margen de los comentarios sobre su vida privada y se muestra reacio a contestar a las preguntas al respecto de esta. Sólo en un programa de televisión en Miami, el intérprete de No es lo mismo mencionó a Alexander. "Es igual que yo, como una gota de agua. Además es un artista y le gusta mucho la música" explicó el artista.

Más sobre: