Jennifer López y Marc Anthony, amor y pasión sobre el escenario

Los cantantes ofrecieron un concierto en una de las fiestas previas a la XLI edición de la Super Bowl

La Super Bowl, el juego de campeonato de la liga profesional de fútbol americano, es el acontecimiento anual de mayor audiencia televisiva en Estados Unidos. Este fin de semana, la final de la 41ª edición tuvo lugar en Miami y enfrentó a Indianápolis y Chicago, alzándose ganadores los primeros por 29-17 en un partido que estuvo marcado por la lluvia.

Sin embargo, la mayor fiesta deportiva del país norteamericano suele convertirse también en una fiesta del espectáculo. Antes de dar comienzo el juego y en el intermedio son invitadas cada año algunas de las estrellas más destacadas del panorama musical para entretener a los espectadores. Este año, los cantantes Billy Joel (que interpretó el himno nacional antes del partido) y Prince fueron los encargados de poner la nota musical a una final que, en años anteriores, ha contado con las actuaciones de Sting, Paul McCartney, U2, Shania Twain, Phil Collins, Aerosmith, The Rolling Stones, Britney Spears o Janet Jackson (cuya aparición en 2004 desató la polémica al destapar Justin Timberlake uno de sus senos). El intérprete de Purple Rain deleitó a los espectadores con un popurri de sus temas más conocidos desafiando al agua que el domingo caía sobre el Dolphin Stadium, en una de las mejores actuaciones que se recuerdan en este evento deportivo.

La fiesta de Jennifer López en Miami Beach
La Super Bowl sirve igualmente de excusa para que, todos los años, se organicen fiestas previas por las que pululan algunas de las celebridades más rutilantes del cine, la música y el deporte. Este sábado, la celebrada en South Beach por la revista Ocean Drive y la cadena Market America llegó a eclipsar, si cabe, a la propia final deportiva. Fue la ocasión elegida por Jennifer López para ofrecer un concierto junto a su esposo, el también cantante Marc Anthony, que subió la temperatura del ambiente al darle a su esposa un efusivo beso para concluir su actuación. Testigos de tan apasionado encuentro fueron Tom Cruise, que acudió acompañado de Katie Holmes, una embarazadísima Paz Vega con su hermana Sara, los actores John Travolta y William H. Macy, y Emilio y Gloria Estefan, que tampoco quisieron perderse el recital de sus amigos.

La cantante latina, de 37 años, es también actualidad estos días porque, además de haber terminado su primer disco en español, Como ama una mujer - que verá la luz el próximo 3 de abril - aparecía la semana pasada en el conocido programa de la televisión norteamericana The Ellen DeGeneres Show, en el que confesó que le gustaría tener al menos dos hijos con su marido, y que además no le importaría tenerlos al mismo tiempo.

Más sobre: