El bailaor Juan Manuel Fernández, 'Farruquito', ingresa en prisión

El bailaor, condenado a tres años de cárcel por atropellar a un hombre con resultado de muerte y un delito de omisión de socorro, llegó al centro penitenciario Sevilla II acompañado de su familia

El bailaor Juan Manuel Fernández Montoya, más conocido como 'Farruquito', ingresó esta tarde en torno a las 17.00 horas en el centro penitenciario de Sevilla II, donde se le esperaba desde hacía días. El artista llegó a la prisión sevillana en un coche de gran cilindrada flanqueado por otros dos vehículos en los que, según se dijo, viajaban sus familiares. Farruquito, aparentemente tranquilo, se bajó del vehículo ataviado con ropa deportiva y con unas grandes gafas de sol, cogió del maletero del coche dos mochilas y se dirigió a la verja de entrada a la cárcel acompañado por sus familiares, quienes le acompañaron hasta la sala de visitas. Allí, el bailaor se despidió de sus seres queridos, quienes no han querido hacer ningún tipo de declaración a los periodistas que se encontraban a las puertas de la cárcel.

Farruquito fue condenado el pasado 5 septiembre por la Audiencia Provincial de Sevilla a dos años de cárcel por homicidio imprudente con un delito contra la seguridad en el tráfico y a un año más por omisión del deber de socorro. La jueza que dictaminó sobre el atropello mortal cometido por el bailaor, de 24 años, dictó además el pasado 30 de octubre un auto en el que rechazó sustituir los tres años de cárcel por multa o trabajos comunitarios, como había pedido el abogado del artista, ya que, según explicó la magistrada, el procesado cometió un delito "grave" y "quebró las elementales normas de solidaridad humana" al darse a la fuga tras atropellar a Benjamín Olalla en una calle de Sevilla y dejarle a su suerte.

Hace tres años del mortal atropello
Los hechos se remontan al 30 de septiembre de 2003 cuando el bailaor conducía a gran velocidad por el centro de Sevilla un vehículo que acaba de comprarse. Farruquito, que no tenía carné de conducir, ni el coche asegurado, se saltó un paso de cebra en una avenida y arrolló con su coche a un peatón que cruzaba la calle. El hombre en cuestión era Benjamín Olalla, de 35 años, que pocos minutos antes había abandonado un polideportivo cercano, y que posteriormente falleció. El bailaor se dio a la fuga y llevó el coche siniestrado a un taller de Málaga para que lo repararan sin que lo relacionaran con los hechos.

Después el hermano menor del artista, Antonio, se confesó culpable del atropello ante la Policía Nacional y en presencia de Farruquito en febrero de 2004, pero unas escuchas telefónicas de la Policía indicaron posteriormente que el bailaor había cometido el atropello. Por ello además de los tres años de prisión, el bailaor fue condenado a pagar dos multas de 36.500 euros, una por la omisión del deber de socorro y otra como autor de un delito de simulación de delito, ya que la sentencia consideraba que el hermano del bailaor, Antonio, se inculpó del atropello ante la Policía "persuadido por su hermano Juan Manuel —que era su jefe en la compañía de flamenco y seis años mayor— y muy influido por el gran ascendiente que tenía éste sobre él".

El fallo judicial establece asimismo que 'Farruquito' tendrá retirado el permiso de conducir, que se sacó durante el juicio, durante tres años y seis meses.

Más sobre: