Christian Castro se relaja en Punta del Este antes de su regreso a los escenarios

Tras pasar unos días de vacaciones con su mujer y su hija, el cantante ofrecerá un concierto en Uruguay el próximo sábado

Días felices. Así ha llamado Christian Castro a su nuevo trabajo y así son las inolvidables jornadas que el cantante mexicano ha disfrutado junto a su mujer, la abogada, Valeria Lieberman y su hija, Simone, en un exclusivo resort de Punto del Este (Uruguay). Los tres conformaban la estampa de la una familia feliz que se ha dejado ver en la piscina del hotel disfrutando del buen tiempo reinante en estas fechas en el hemisferio sur, jugando en el agua, incluso con su mascota, un perro que no quiso perder la oportunidad darse un pequeño chapuzón.

Clases de natación
Christian Castro, que está hecho todo un padrazo, estuvo largo rato enseñando a nadar a su pequeña, la niña de sus ojos desde su nacimiento en junio de 2005, mientras su esposa miraba la escena desde la orilla y se acercaba a ellos para envolver con una toalla a la pequeña a la salida del agua.

El cantante disfrutará de estos días de relax hasta el próximo sábado, cuando de nuevo se subirá a los escenarios para ofrecer un único concierto en el céntrico hotel Conrad de Punta del Este en el que hará un repaso de sus inolvidables éxitos, así como de los temas de su última producción musical Días felices, bautizado así por el momento que, según ha confesado repetidamente el cantante, atraviesa junto a su mujer y su hija.

Se casaron en 2004
En el repertorio del mexicano a buen seguro no faltará "Simone" la canción que ha escrito a su hija, la primogénita de su matrimonio con Valeria Lieberman. El cantante y la abogada se casaron en Miami en julio de 2004, 18 días después de que Christian Castro se separara de su anterior mujer, Gabriela Bo, con la que protagonizó un amargo y polémico proceso de divorcio.

Más sobre: