Britney Spears y Kevin Federline llegan a un acuerdo sobre la custodia de sus hijos

Según el pacto, que en principio sólo servirá para el mes de enero, la cantante podrá llevarse a los niños seis días a Miami y a cambio, el rapero podrá tenerlos tres veces en semana durante el resto del mes

Britney Spears y Kevin Federline parece que han comenzado el nuevo año aires renovados, o eso parece, a tenor del documento legal que firmaron el pasado 5 de enero en un tribunal de Los Ángeles. Las partes, que se disputan la custodia de sus hijos tras la demanda de divorcio que presentaron el pasado mes de noviembre, se reunieron para intentar establecer un turno de visitas a la espera de que el juez dictamine finalmente a quién le otorga la custodia. Según el acuerdo legal, que en principio sólo servirá para el mes de enero, Kevin Federline permite a su ex mujer llevarse a sus hijos Sean Preston, de quince meses de edad, y Jayden James, de 3 meses y medio, a Miami del 5 al 11 de enero. Eso sí tendrá que darle en todo momento los detalles del viaje, así como la dirección y el número de teléfono del lugar en el que se alojen y el móvil de la nanny que se encarga de su cuidado.

Tres días a la semana estarán con su padre
A cambio desde el 12 de enero y hasta final de mes, Kevin Federline podrá disfrutar de sus hijos en la residencia de su ex mujer tres días a la semana: los lunes, miércoles y viernes el aprendiz de rapero tendrá derecho a estar junto a sus hijos desde la medianoche hasta las 4 de la tarde. Durante ese tiempo la madre de los pequeños se compromete a impedir que terceras partes visiten el domicilio familiar e interfieran en el tiempo de estancia de Kevin Federline con los niños, aunque ella podrá estar presente en todo momento. El bailarín quería a este respecto que Britney Spears limitara el número de personas que estuvieran en su casa durante sus visitas a ella misma, la niñera, la asistente personal de la cantante y el personal de servicio. Sin embargo, el documento legal refleja que finalmente no ha habido acuerdo sobre esta última petición.

Britney se disculpa con sus fans
Con la custodia de sus hijos repartida, al menos durante el mes de enero, Britney Spears quiere ahora centrarse en su anunciado regreso a los escenarios. O eso es al menos su intención tal y como ha comentado a sus fans en una carta colgada en su página web en la que una vez más entona el "mea culpa" (justo ahora que algunos medios de comunicación aseguraban, tras sus interminables noches de fiesta, que la cantante podría tener problemas con ciertas sustancias y que habría pensado la posibilidad de ingresar en una clínica de rehabilitación). La intérprete de "One more time" confiesa que estos dos últimos años no han sido todo lo bueno que le hubieran gustado pero que ahora "puedo volver a ser yo" porque como ella misma dice "ahora soy libre". "He tenido tiempo de sentarme y pensar sobre hace dónde quiero ir como artista. Ahora me siento más madura, pero sobre todo puedo decir que finalmente soy libre. He estado tanto tiempo preparando mi nuevo disco que no veo el día que lo podáis oír y de volver ¡a salir de gira de nuevo!".

Nuevo disco en 2007
La cantante además anuncia en esta carta que su nuevo disco verá la luz en este 2007 aunque "la fecha de lanzamiento aún no está decidida" y que está deseando volver "más grande y mejor que nunca". Aprovecha además la ocasión para comentar el reciente cierre de una de las páginas webs dedicadas a la cantante que más audiencia tenía entre sus fans. "Me he dado cuenta que uno de mis mayores fansites ha cerrado estos días y quiero que sepáis que entiendo las razones que llevaron a ello, pero me siento tan triste con el cierre. Si fuera uno de vosotros, tampoco estaría muy contenta de haber leído lo que se escribió sobre mí en los medios, pero quiero que sepáis que sí, es verdad que no soy perfecta, pero también es verdad que la prensa exageró bastante" dice la artista en su mensaje a sus fans, a los que dice apreciar mucho, al final del mismo. "Os amo tanto y aprecio todo lo que habéis hecho por mí. Gracias, gracias, gracias!" termina Britney su carta.

Más sobre: