Britney Spears se duerme en su fiesta de Nochevieja

Su manager asegura que la cantante "no estaba bebida sólo exhausta" cuando sus guardaespaldas la ayudaron a salir de la celebración antes de lo previsto

A Britney Spears la llegada del 2007 no le ha sentado tan bien como esperaba. Sus dos meses de vida de separada han sido de fiesta tras fiesta y el nuevo año no podía empezarlo de otra manera. Para la última noche del 2006 organizó una fiesta para sus amigos en la sala de fiesta Pure, en el hotel Caesars Palace de Las Vegas, y apenas la disfrutó porque pasada la medianoche salía del lugar ayudada por sus guardaespaldas y los guardas de seguridad del local.

Las especulaciones no tardaron en comenzar y la prensa estadounidense citaba a testigos que habían visto como tiraba copas de Dom Perignon al suelo antes de caer ella. "Parecía que se lo estaba pasando muy bien con sus amigos pero media hora más tarde, las puertas de salida de la sala VIP se abrían y ella salía llevada por cinco guardaespaldas y cubierta con las chaquetas de ellos, como si no pudiera caminar por su propio pie".

Se comentó que se ha que se había desmayado tras beber demasiado champán. Su manager, Larry Rudolph, no ha tardado en dar su versión de lo sucedido: "Alrededor de la una de la mañana, estaba cansada así que la sacamos. No estaba bebida sólo exhausta y se durmió". Rudolph ha aclarado que la cantante no necesitó ayuda médica y que se recuperó tras haber descansado lo suficiente. Mientras Britney sufría los estragos de las fiestas, su ex marido, Kevin Federline recibía el 2007 en Miami junto a Mandy Moore, Hilary Duff, Lindsay Lohan y Wilmer Valderrama, entre otros.

Más sobre: