La mansión de George Michael en Saint Tropez

De estilo rústico provenzal está situada en una de las zonas más exclusivas de Francia

ESPECIAL CASAS

Situada en la recoleta villa de Saint Tropez, a orillas de la Costa Azul, se encuentra Chez Nobby, la impresionante mansión de estilo provenzal de George Michael. Célebre en la ciudad por las fiestas que el cantante organiza en los cálidos meses de verano, cuando Saint Tropez se convierte en un hervidero de famosos, se encuentra muy cerca de Pink Palace, la villa que su gran amigo Elton John posee en esta localidad costera y de La libanaise, propiedad del actor francés Jean Paul Belmondo.

Las playas de Saint Tropez atraen a personajes del mundo del cine, la música y la moda como Linda Evangelista, Mick Jagger y George Clooney, Claudia Schiffer, Silvester Stallone, Elton John, Johnny Halliday y también a miembros de la realeza europea como los Reyes de Suecia, quien acuden acompañados de sus hijos las princesa Victoria y Magdalena y el príncipe Carlos Felipe; o el clan Grimaldi, asiduos a este precioso lugar de vacaciones desde años. Y es que en poco más de 12 kilómetros cuadrados, Saint-Tropez compatibiliza como pocas lugares el relax, la fiesta y los negocios. Quizás por ello el cantante decidiera adquirir esta maravillosa villa valorada en más de 3 millones de euros.

RÚSTICO PROVENZAL
La casa posee dos plantas, amplio jardín y una magnífica piscina. De estilo rústico provenzal, posee paredes gruesas, cubiertas por abundante vegetación multicolor típica de la zona. En la fachada destacan los amplios ventanales que dan una gran luminosidad a todas las estancias, vestidos con sencillas cortinas blancas sujetas con barras rústicas de hierro forjado. En el interior llaman la atención los viejos arcones o baúles que se han usado a modo de mesitas y sobre los que se colocan jarrones de cerámica, plantas secas, marcos con fotos... y la combinación de muebles de madera de caoba con los de madera de pino.

Conviven en el interior lo clásico como los candelabros de hierro forjado, los muebles de estilo provenzal o la cerámica propia de la zona, con las pinturas contemporáneas y las modernas butacas de cuero marrón oscuro. Cabe así mismo destacar la impresionante chimenea de mármol que preside el salón.

En cuanto a los suelos se han usado losetas rústicas para las zonas de más trasiego de la casa, más sufridas, y parquet en las zonas nobles, como los dormitorios, vestidos además con moquetas de colores neutros para hacer más acogedor el espacio en los meses de invierno. Y es que George Michael acude a esta villa no sólo en verano. Al cantante le encanta rodearse de amigos cuando acude a Chez Nobby y es habitual la celebración de reuniones de amigos en su frondoso jardín, desde el cual se observan unas magníficas vistas del Mediterráneo, al caer la tarde.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más