El abogado de Alejandro Sanz confirma que dos empleados del cantante trataron de chantajearle

Jose María Michavila, en declaraciones a la Cadena Ser, explicó que el músico nunca quiso ocultar la existencia de Alexander, pero convino con la madre del niño que quedara al margen de la exposición pública para protegerle

El abogado de Alejandro Sanz, Jose María Michavila, confirmó en el programa La Ventana de la cadena Ser que dos personas que trabajaban en la casa de Alejandro Sanz han sido detenidas en Miami acusadas de extorsión y chantaje. Según contó el letrado, que dijo hablar en calidad de amigo del cantante, "Alejandro denunció a la justicia de Estados Unidos lo que le estaba ocurriendo con unas personas que trabajaban para él y que quisieron abusar de su confianza, extorsionarle, chantajearle, pedirle dinero, pedir dinero a algunos medios de comunicación para destrozar la intimidad de un menor, de un niño que tuvo Alejandro hace tres años". El cantante emitió la pasada semana un comunicado2006 a los medios de comunicación en el que revelaba la existencia de un hijo nacido fuera de su relación "por todos conocida" con la modelo mexicana Jaydy Mitchell.

'Nunca quiso ocultar su existencia'
Desde entonces mucho se ha hablado sobre las razones que impulsaron al cantante a emitir dicho comunicado, teniendo en cuenta que el intérprete del Tren de los Momentos siempre ha sido "una persona que ha querido tener un respeto exquisito por lo que es su vida privada, su intimidad y la de los que le rodean" según mismo relató su abogado. Al respecto José María Michavila explicó que "él ha hecho público algo que sus amigos conocíamos, que nunca ha ocultado, que tenía ese hijo, llamado Alexander, que yo conozco y que le conocen todas las personas cercanas a Sanz. Lo que él quería era preservar su intimidad y cuando ha visto que alguien comerciaba con su intimidad lo ha hecho público para acabar con el negocio".

La identidad de los detenidos
El abogado y amigo del músico confirmaba asimismo en declaraciones a la cadena Ser la identidad de los detenidos. "Era el mayordomo, la persona de confianza que organiza el servicio doméstico, el que organiza la casa. Alejandro tiene una agenda muy cargada con muchos compromisos y tenía una persona, un poco, que lleva lo que es atender a la gente que le visita en su casa. Alejandro es una persona muy amistosa y a todo el que llega a Miami le echa una mano. Y bueno esta persona era la que atendía estas visitas".

El letrado negó además que hubiera habido algún problema entre el cantante y sus empleados y que esto fuera parte de una "venganza" tras su salida de la casa. "Por lo que sea estas personas pensaron que vender la intimidad de Alejandro Sanz era un negocio y pidieron dinero por ello. Alejandro de manera muy coherente dijo con mi intimidad nadie negocia, con la intimidad de un menor nadie negocia" explicó en el programa La Ventana Michavila.

'Se siente muy orgulloso de ser su padre'
Durante la entrevista realizada por Gemma Nierga, también pudimos saber el cantante se siente dolido con todo lo ocurrido pues "él quería preservar la intimidad de ese niño, que es su hijo, del que se siente muy orgulloso de ser su padre, pero que conociendo el mundo de esta prensa, a veces canallesca, quiso mantenerle al margen de la vida pública. Sus amigos le conocíamos, la madre del niño le pidió también ese respeto a Alejandro y ambos convinieron en que quedara al margen de la exposición pública". El abogado confirmó además que tanto la familia del cantante como la madre de la hasta ahora única hija conocida del artista, Manuela, también eran conocedores de la existencia de este hijo. "Jaydy Mitchell, que entonces era mujer de Alejandro, conocía la existencia del niño, lo sabían sus padres... Él básicamente lo que no trataba era de evitar precisamente lo que está ocurriendo. Que las cámaras de algunos medios anden persiguiendo a un pobre niño que lo que querría es poder ir al colegio y jugar como el resto de los niños".

Más sobre: