Heather Mills se defiende sin abogados

La ex mujer de Paul McCartney ha decidido ahorrarse 25.000 euros y se representará a sí misma en el juicio

Heather Mills no para de granjearse enemistades en Gran Bretaña. Si la ex modelo se ha ganado una serie de apelativos nada cariñosos por la batalla legal que mantiene con Paul McCartney por su divorcio, ahora se acaba de poner a toda la abogacía inglesa en su contra al decidir representarse a sí misma. El pasado miércoles la modelo optó por ir a los tribunales sin su abogado, perteneciente a la prestigiosa firma Mishcon de Reya -la misma que llevara el divorcio de Lady Di-, con el fin de ahorrarse los 25.000 euros que le hubiera costado la representación por ese día.

Aunque esta cita era una vista preliminar al juicio, en ella la ex mujer del cantante reclamaba el derecho a entrar en la casa que Paul McCartney tiene en Saint John’s Wood y guardar allí sus cosas. Su decisión de representarse a sí misma y ahorrarse unos miles de euros ha sentado muy mal en Inglaterra. De ganar la batalla legal, la ex modelo se embolsaría unos 30 millones de euros de la fortuna de sir Paul McCartney.

Recuerdos en la basura
Pero no es la única noticia que ha saltado estos días a la portada de los tabloides británicos acerca de este polémico divorcio. El pasado sábado el diario The Sun publicaba una noticia en la que se afirmaba que habían aparecido cientos de fotos tiradas a la basura del álbum familiar de la pareja y de la época en la que el ex Beatle vivía con su anterior mujer, la tristemente fallecida Linda. Los cientos de fotos aparecieron en un basurero londinense. Instantáneas de los momentos felices entre Paul y Heather, de viajes juntos, con su pequeña hija Beatrice e, incluso, algunas más íntimas de Heather embarazada o tomando un sugerente baño de burbujas.

Más sobre: