Britney Spears entona el 'mea culpa'

La cantante frena su ritmo de juergas para no perder la custodia de sus hijos

La cantante norteamericana parece que ha hecho examen de conciencia y ha anunciado que volverá al sendero de la discreción. Y es que desde que hace un mes tomara la decisión de presentar los papeles de divorcio de su marido, el bailarín y rapero Kevin Federline, Britney entró en un círculo de noches de juerga, escándalos y miles de instantáneas en actitudes más o menos comprometidas.

Con sus 25 años recién cumplidos y dos hijos, Sean Preston de quince meses y Jayden de tres, fruto de su relación con el bailarín, la cantante decidió recuperar el tiempo perdido saliendo cada noche con la no menos polémica Paris Hilton en fiestas hasta el amanecer y de las que no han faltado fotografías en actitudes poco recatadas. Tras un aluvión de críticas y, sobre todo, al saber que los servicios sociales están detrás de ellas para confirmar si cumple realmente con sus deberes de buena madre, la estrella ha declarado: "Creo que me he excedido en mi libertad. Hacía tanto tiempo que no salía con amigos que probablemente me he pasado". Aunque eso sí, después de entonar el mea culpa Spears añadió que "de todos modos, cualquier cosa que haya hecho en este último mes se ha magnificado más de lo inimaginable".

Los servicios sociales, alerta
Britney Spears no lo tiene fácil. No es la primera vez que los servicios sociales norteamericanos le hacen una visita para aclarar ciertos comportamientos con sus hijos. Antes de que naciera el segundo, tuvo que darles explicaciones tras haber sido fotografiada conduciendo su descapotable con el pequeño Preston en el regazo. Y, presumiblemente, la artista tendrá que volver a comparecer y dar explicaciones de sus continuas salidas nocturnas y, sobre todo, sus actitudes más o menos comprometedoras en público. Hay que recordar que las dos amigas han ofrecido en el último mes imágenes bastante subidas de tono e, incluso, una foto de Britney bajándose de un coche sin ropa interior cruzó el planeta como una clara muestra de exhibicionismo.

Pero tras un mes de locura y frenesí, la que fuera considerada la princesa del pop parece que ha vuelto al redil y ha decidido centrarse de nuevo en sus hijos y en su carrera musical ya que ha asegurado que vuelve a grabar un disco y que tiene intención de recuperar su puesto como una de las grandes estrellas de la música.

Más sobre: