Britney Spears celebra su 25º cumpleaños rodeada de amigos

La cantante, que lució para la ocasión un vestido muy sexy, no paró de bailar y de reír durante la fiesta

Un cuarto de siglo no se cumple todos los días y menos con una recién estrenada "soltería", por eso Britney Spears quiso celebrar su cumpleaños por todo lo alto. Para ello la cantante organizó una divertida fiesta en un restaurante chino de Beverly Hills al que acudieron un nutrido grupo de amigos entre los que se encontraban las hermanas Hilton, Chris Rock y la cantante de Black Eyed Peas, Fergie. La gran estrella de la noche fue sin duda la cantante, que lució para la ocasión un vestido muy corto y muy sensual, muy al estilo de los que nos tiene acostumbrados últimamente en sus salidas nocturnas.

La intérprete de "Baby one more time", que desde que anunciara el pasado 7 de noviembre su separación de Kevin Federline no ha parado de divertirse a lo grande junto a su gran amiga Paris Hilton, no escatimó en bailes y tras brindar con champán por su cuarto de siglo, convirtió al prestigioso restaurante en una improvisada pista de baile. Horas antes la cantante había celebrado su onomástica con su hijo mayor Sean Preston, al que llevó al zoo de Los Ángeles y donde madre e hijo pasaron una divertida jornada viendo multitud de especies de animales.

Y es que aunque las aguas han estado un tanto convulsas en la vida de la artista en los últimos meses (crisis matrimonial, nacimiento de su segundo hija y finalmente anuncio de separación) nada ha conseguido borrar la sonrisa de la joven Britney, madre de dos hijos: Sean Preston de 14 meses de edad y Jayden James de tres meses, por cuya custodia batalla ahora con el que fuera su marido, el bailarín Kevin Federline, en los tribunales.

Y mientras, entre fiesta y fiesta, Britney prepara su vuelta a la música, tras un tiempo alejada de los escenarios, por decisión propia, para criar a sus hijos. Dicen que ya trabaja en su nuevo trabajo, aunque aún no hay fecha anunciada de lanzamiento del que sería el sexto disco de su carrera. Una carrera que comenzó a los 12 años al ser seleccionada en un casting del Canal Disney, plataforma para conseguir conquistar a uno de los productores de música más famosos de los Estados Unidos, Eric Foster White, que había trabajado con Whitney Houston, Boyzone, Backstreet Boys y Ace of Base, entre otros. En 1998 Britney grabó su primer álbum, Baby one more time, un pelotazo que pronto copó la lista de los más vendidos.

Más sobre: