Lolita y Rosario, más unidas que nunca, en Buenos Aires

Alejadas de la polémica suscitada por la emisión de un documetal sobre la vida de su padre, la mayor de las Flores acudió a ver a su hermana actuar junto a su ex marido, Guillermo Furiase

Una gran sorpresa, eso fue lo que dio Lolita Flores a su hermana Rosario cuando acudió esta semana a verla actuar en el teatro Ópera de Buenos Aires. Rosario Flores actuaba en la capital argentina dentro de la gira de presentación de su último disco Contigo me voy, el octavo de su carrera, con el que no ha parado de viajar desde que lo lanzara hace seis meses. Pues bien Lolita acudió por sorpresa al concierto junto a su ex marido, el argentino, Guillermo Furiase, con el que mantiene una excelente relación -como una vez más ha quedado demostrado- y junto al hijo de ambos, Guillermo. La cantante además subió al escenario casi al final del concierto para interpretar junto a su hermana una canción.

Muy unidas a Argentina
Tanto Lolita como Rosario se sienten muy unidas al país latinoamericano. En el caso de Lolita, su ex marido y padre de sus hijos es argentino; y Rosario también estuvo casa en primeras nupcias con un argentino, Carlos Orellana, padre de su hija Lola. "Mi hija es medio argentina. Su padre es de Buenos Aires. Aquí además tengo grandes amigos. Mis tres sobrinos son argentinos", contó la cantante en la rueda de prensa previa al concierto.

Un polémico documental sobre la vida de su padre
Más unidas que nunca, Rosario y Lolita disfrutaron de unos días juntas en Buenos Aires, lejos del revuelo generado en España por la emisión de un documental en televisión sobre la vida de su padre, Antonio González, "El Pescaílla", que finalmente fue prohibido por un juez. El magistrado de Jerez de la Frontera tomó la decisión de prohibir el reportaje, en el que, como estaba anunciado, se iba a hablar sobre la existencia de un supuesto hijo secreto de "El Pescaílla", a raíz de la denuncia presentada por Carmen Santos, madre del supuesto hijo del artista, y quien considera que las imágenes y declaraciones que en él aparecen -y que la señora Santos vio en un adelanto del mismo emitido en otro programa de la cadena- fueron grabadas sin su consentimiento.

Más sobre: