Lolita Flores: 'Para mí Pablo ya es de mi familia. Nos queremos y nos respetamos'

Acompañada por Pablo Durán y su hija Lena, inauguró los preparativos de la Navidad en Port Aventura

Un año más, la Navidad se acerca a todos los lugares y a todas las familias. Cuando falta menos de un mes para las celebraciones, en algunos lugares las estrellas y los trajes de Papá Noel ya han empezado a aparecer. Es el caso del conocido parque de atracciones de Port Aventura, en Salou (Tarragona), donde ya se preparan para la nueva temporada. La encargada de inaugurarlo ha sido la polifacética Lolita Flores, que acudió acompañada de su novio, Pablo Durán, y de su hija, Elena Furiase, nacida de su matrimonio con Guillermo Furiase.

La mayor de las hermanas Flores encontró un hueco en su agenda, después de volver de Sudamérica y antes de iniciar su nueva obra de teatro, "La chunga", de Mario Vargas Llosa, y de lanzar al mercado su próximo disco, que verá la luz el mes de abril del año que viene, para desplazarse a Port Aventura, donde contestó nuestras preguntas.

—¿Cómo han ido tus conciertos por Puerto Rico y Miami?
—Muy bien, con mucho éxito, y ya que me lo preguntas quiero aclarar que no ha sido ningún homenaje a mi madre, como se ha dicho en algunos medios. Coincidí con mi hermana, Rosario, y en el lugar de la actuación y una cantó primero y la otra después y sólo hicimos un tema juntas, el "A tu vera", pero no ha sido ningún homenaje.
—Y ahora, ¿qué proyectos tienes?
—Estoy grabando un disco que saldrá en marzo o abril y ya estoy con los ensayos de la próxima obra de teatro "La chunga", de Mario Vargas Llosa, donde también trabajaré con Pablo y con mi hija, Elena.
—¿Qué te parece que tu hija quiera seguir tus pasos?
—Lo lleva en los genes, es normal. Ella quiere ser actriz y si puedo abrirle la primera puerta, lo haré. Luego, lo que venga, ya dependerá del público.
—¿Quién estará más nerviosa el día del debut?
—Ella estará nerviosa por ella y yo estaré nerviosa por mí y por ella.
—¿Tienes una relación muy bonita con ella, ¿verdad?
—Para mí, mi madre era mi mejor amiga, y mi hermana y yo hemos querido educar igual a nuestros hijos. Yo estoy muy orgullosa porque con confianza y cariño lo estoy consiguiendo. Tengo una relación fantástica con las dos.
—Además, Pablo se ha integrado muy bien. ¿Pensáis en casaros?
—No entra en mis planes. Para mí, ya es de mi familia. Llevamos un año y medio conviviendo y nos queremos y nos respetamos.
—¿Y de tener más hijos?
—Uy, no tengo ni edad ni ganas de tener más hijos, tengo suficiente con los dos tan grandes que tengo y por los que doy gracias a Dios.
-¿Cómo estáis planeando las Navidades?
—Como cada año, con alegría y echando de menos a los que no están, pero mirando adelante por los nuevos, como mi sobrino Pedro, que este año va a tener muchos regalos.
—¿Te molestan algunos programas en televisión que hablan de tu familia?
—Las cosas que se dicen sin venir a cuento, sobre todo de gente que ya no está, son los jueces los que deben actuar. Yo creo en ellos y, sobre todo, en la justicia de Dios. Pero lo que espero es que los jueces pongan a cada uno en su lugar.
—Ya que hablamos de justicia, ¿sigues la «Operación Malaya» de Marbella?
—Sí, claro, como todo el mundo.
—¿Has podido hablar de ello con Isabel Pantoja?
—No, la he llamado por teléfono, pero no contesta. No es un buen momento para ella, pero es mi amiga y la respeto. Ya hablaremos. Pero repito que confío en la justicia.

Más sobre: