La vida de Nick y Aaron Carter en directo

El ex 'Backstreet boy' protagoniza un reality show con todos sus hermanos

Mientras Nick Carter arrasaba con 16 años al frente de los Backstreet Boys, su hermano Aaron, que tenía entonces nueve años, triunfaba con su pop infantil. Ha pasado una década, y después de disoluciones musicales, escándalos de adicciones, romances, noviazgos y compromisos fugaces, los hermanos Carter, acompañados por las tres chicas de la familia, BJ (Bobbie Jean), de 24 años y aspirante a chef, Leslie, de 20, cantante, y Angel, la melliza de Aaron y modelo de profesión, protagonizan la última sensación en la televisión estadounidense: el reality show ‘La casa de los Carter’ que ya está creando polémica antes de comenzar su emisión el próximo 3 de diciembre en la cadena Sky.

Tras los pasos de los Osbourne
Y es que, la familia Carter, que sigue los pasos de los Osbourne mostrando sus intimidades en televisión, es una de las más atípicas y controvertidas del showbusiness. Diez años después de disgregarse completamente, los hermanos están dispuestos a que las cámaras capten su reencuentro, peleas o reconciliaciones en directo después de posicionarse de distinta manera en el agrio divorcio que protagonizaron sus padres, Robert y Jane en 2004. "La idea de esta reunión" ha sido mía, explica Nick Carter (en sus mejores años, 72 millones de discos vendidos con los Backstreet Boys. "La fama y el dinero ha destruido a nuestra familia y estoy dispuesto a reconstruirla gracias a este programa, contando al público, que sólo nos conoce a través de la prensa sensacionalista, nuestra verdad".

Celos y rivalidad
Lo que podría haber sido un cuento de hadas con final feliz, se ha convertido, sin embargo, en un culebrón con todos los ingredientes para que la audiencia se dispare: celos, rivalidad y revancha son los ingredientes del primer capítulo. "¿Me toca la cama más pequeña porque soy más pequeña?" dice BJ, quien al parecer empina el codo más de la cuenta. Luego esta misma y Leslie esconden una ‘bolsita regalo’ en la cama de Angel: "para vengarnos de los insultos que nos dedicó en su última crisis lunática".

Resentimiento y romances
Pero el momento álgido llega cuando una llamada telefónica les informa de que su madre está siendo trasladada a un hospital en ambulancia. Las carcajadas de los hermanos llaman la atención. "Es una de sus escenitas para llamar la atención" dice Nick, mientras Aaron recuerda como pidió a los 16 años la emancipación legal de su madre, a la que acusa de haberle robado cien mil dólares". Y el resentimiento aflora también porque las tres chicas no perdonan a sus padres que durante años, y obsesionados por el dinero, se dedicaron a acompañar a Nick y Aaron dejándolas a ellas solas. "Es muy difícil vivir constantemente a la sombra de alguien sintiéndote inferior, ignorado y no querido". En alguna escena Nick y Aaron llegan a los puños por Paris Hilton, que salió con los dos y hay tiempo para todo, incluso para recordar los numerosos romances de Nick, entre las que se cuentan, además de la rica heredera, Lindsay Lohan y Hillary Duff.

Más sobre: