La entrega de los AMA: una noche llena de sorpresas

La reaparición de Britney Spears tras anunciar su separación; Kevin Federline en una caja de madera; Jamie Foxx reencontrándose con su madre biológica...

La gala prometía ser toda una fiesta y no defraudó. La ceremonia de entrega de la 34ª edición de los American Music Awards, la alternativa a los Grammy, comenzó con un divertido sketch en el que la figura de un falso Kevin Federline era metida en una gran caja de madera, listo para ser devuelto, al estilo de aquel anuncio de televisión de una conocida firma de electrodomésticos en los que los hombres eran devueltos al fabricante por no saber manejar algunos de los aparatos más comunes del hogar. Mientras esto sucedía el presentador de la gala, Jimmy Kimmel, comentaba que Kevin Federline pasará a la historia no ya como el cantante de una sola canción, sino que como el cantante del cero éxitos.

Britney, lista para volver
Preparado o paradojas del destino, minutos después aparecía sobre el escenario del Shrine Auditórium una sonriente Britney Spears, más estilizada (el duro régimen, que se dijo, siguió tras dar a luz a su segundo hijo parece que funcionó) y de nuevo con el pelo largo. Hace dos semanas, cuando anunció su separación de Kevin Federline, sorprendió en Nueva York al aparecer con una media melena rubia, que ahora parece haber crecido como por arte de magia. Quizás la clave sean unas extensiones que dicen se puso el pasado fin de semana en Las Vegas en una de sus salidas nocturnas junto a su inseparable Paris Hilton, quien, dicho sea de paso, también actuó en la gala como presentadora de uno de los premios. Britney sorprendió a sus fans presentando el AMA a la mejor artista femenina de Soul/R&B, que este año fue para Mary J. Blige. La cantante lució para la ocasión un discreto vestido en tono crema por la rodilla con escote palabra de honor.

Jamie Foxx se reencuentra con su madre biológica
El otro gran protagonista de la noche fue el ganador de un Oscar, Jamie Foxx. Además de ganar su primer AMA como mejor artista Soul/R&B, el actor y cantante se reencontró con su madre biológica a la que no veía desde hace años. Al parecer ésta se encontraba entre el público tal y como comentó el actor antes de dar comienzo a su actuación. "Dedico esta canción a todos vosotros y a mi madre, que se encuentra entre el público. Espero que me permitas ser yo mismo" dijo antes de comenzar a interpretar su tema "Wish U Were Here" de su álbum Unpredictable. Aunque luego se mostró remiso a que su madre posara con él para los fotógrafos Jamie Foxx sí accedió a contar su historia. "Mi madre biológica no me crió. Una mujer acogió a mi verdadera madre y me adoptó a mi cuando tenía 7 meses. Me ha encantado que me viera haciendo algo realmente maravilloso" dijo a los periodistas que le interrogaban tras recibir el galardón.

Más sobre: