Las imágenes de la 'noche loca' de Britney Spears en Las Vegas

Tras pasar unos días en Nueva York y en Lousiana junto a su familia, la cantante viajó a Las Vegas, donde disfrutó de un fin de semana de fiesta junto a Paris Hilton y otros amigos

Dispuesta a disfrutar de su "nueva soltería" y a demostrar a su todavía marido que ella también sabe divertirse -dicen que una de las razones por las que pidió el divorcio fue las frecuentes "juergas" de Kevin Federline- Britney Spears viajó Las Vegas para disfrutar de un fin de semana en compañía de unos amigos. La cantante había pasado unos días en Nueva York (donde se refugió tras presentar la demanda de divorcio junto a su hermano Bryan) y después había visitado a su familia en su Lousiana natal para finalmente trasladarse este pasado fin de semana a Las Vegas, donde además de pasarlo bien, dicen, está trabajando en su nuevo trabajo, el que la devuelva a los escenarios.

Paris y Britney, inseparables
Pero mientras llega ese momento, lo cierto, es que la cantante ha disfrutado de todo aquello que una ciudad como Las Vegas brinda a sus visitantes. Escoltada por una especialista en fiestas como Paris Hilton, las dos rubias recorrieron los mejores clubs de la ciudad. Por cierto un día antes de que llegara Britney, Paris Hilton fue vista en compañía del británico James Blunt, también de fiesta hasta altas horas de la madrugada. Aunque las malas lenguas ya hablaban de romance, la hija del multimillonario aseguró al día siguiente: "James y yo sólo somos amigos. Es un tipo estupendo".

Ganó una fortuna en el casino
Y volviendo a Britney, quien por cierto se ha puesto unas extensiones en el pelo, se dice que además de Paris Hilton, la cantante se hizo acompañar del actor de televisión, Mario López, conocido por dar vida al personaje de Slater en Salvados por la campaña, con el que la revista People asegura está ahogando sus penas. Al parecer, la princesa del pop y el actor mexicano, nueve años mayor que ella, estuvieron jugando en una de las salas que permite mayores apuestas de la ciudad, The Mint. La cantante probó suerte con el blackjack y dicen que ganó una fortuna. Y es que ya lo dice el refrán "afortunada en el juego, desafortunada en amores".

¿Otra boda sorpresa?
Esperemos no obstante que esta "excursión" a Las Vegas no termine en boda, como ocurrió cuando tras pasar una noche de fiesta en la ciudad amaneció casada con Jason Alexander, un amigo de la infancia. Algo de lo que pronto se arrepintió, pues apenas unas horas después solicitó el divorcio.

Más sobre: