Londres acoge por primera vez los World Music Awards, que se entregaron con la ausencia de las grandes estrellas

Paris Hilton recogió el premio a la mejor artista pop en nombre de Madonna, que al igual que James Blunt o Shakira no acudió a la cita

El Earls Court Arena de Londres acogió por primera vez los World Music Awards, que se entregaron en una ceremonia marcada por la reaparición en el escenario, tras sus problemas con la justicia, de Michael Jackson. No fue él, sin embargo, el único que se subió al escenario para deleitar al público con algunas de las canciones más vendidas en todo el mundo, criterio en el que basa la elección de los premiados. Una espectacular Beyoncé Knowles, quien conquistó una vez más con su movido baile, inauguró la noche interpretando su éxito Dejá Vu. Poco después recogería el galardón como la mejor cantante de R&B y presentaría a Jackson asegurando que había sido su inspiración al inicio de su carrera. "Si no hubiera sido por él, nunca me habría dedicado a la música" explicó.

Lindsay Lohan, actriz y cantante, fue la encargada de presentar el evento en el que también fueron premiados otros grandes de la música como Nelly Furtado, mejor artista de pop/rock, Kanye West, mejor artista de rap/hip-hop, y el grupo Nickelback, que venció a Coldplay y Red Hot Chili Peppers en la categoría de mejor grupo de rock. Tampoco se perdieron la fiesta dos veteranos, Enya y Andrea Bocelli, que recogieron sendos premios a la artista irlandesa y al cantante italiano con más ventas, respectivamente.

Los grandes ausentes
Fue una noche llena de sorpresas y de marcadas ausencias como las de James Blunt, Madonna y Shakira. Se podría decir que el británico fue el triunfador de la noche, ya que fue el único que se llevó dos premios: mejor artista revelación y el del británico que más ha vendido. Shakira, por su parte, volvió a ser elegida como la mejor artista latina en esta edición. Tampoco Madonna asistió para recoger su galardón como mejor artista de pop, aunque otra rubia fue la encargada de llevárselo en su nombre. Paris Hilton, que ha debutado este año como cantante, presentó la categoría en la que venció la intérprete de Hung up y agradeció en nombre de la diva "el cariño de sus fans". Quizá la excesiva atención mediática que ha acaparado la cantante por el proceso de adopción de su hijo David haya provocado que quiera mantenerse un tanto alejada de los focos.

No sólo hubo música en la noche de los World Music Awards, ya que las modelos brillaron con luz propia. Eva Herzigova y Elle Macpherson cambiaron por un día la pasarela por el escenario y presentaron a algunos de los premios, mientras que Rachel Hunter y Jade Jagger disfrutaron de la fiesta posterior.

Más sobre: