Julio Iglesias visitó la Academia de Operación Triunfo

El cantante comentó con los alumnos la última gala y les dio algunos consejos

Menuda sorpresa. Y de las buenas. Los chicos de Operación Triunfo ni se olían que por las puertas de la Academia se asomaría el rostro de uno de los mayores artistas de todos los tiempos. Edith, profesora y codirectora de la academia, les iba a presentar a un cantante misterioso que les recibía de espaldas, sin mostrar su cara. Nada más entrar en la sala, sin embargo, los concursantes le reconocieron.

Julio Iglesias estuvo una hora visitando la academia, les dio una clase magistral y compartió sus experiencias con los jóvenes. En su opinión "todos tienen una aptitud vocal increíble". Les habló de la importancia de la pasión, que marca la diferencia entre llegar al corazón de la gente o no hacerlo nunca. "Cuando haces que a alguien se le ponga la piel de gallina, a esa persona ya no la pierdes nunca como fan", aseguró el cantante español más universal en su clase magistral mientras sus alumnos le escuchaban embelesados.

No en vano, a lo largo de su dilatada trayectoria profesional Julio Iglesias ha tocado la cima de éxito con más de 250 millones de discos vendidos. Pero él no se conforma. Dice que la música le "mantiene vivo" y que no va a "dejar de cantar nunca. Debo hacerlo para defender mis condiciones físicas y psíquicas". En su nuevo disco Romantic Classics reúne once grandes clásicos del pop en inglés compuestos o interpretados por Elvis Presley, Frank Sinatra, The Cars, The Bee Gees, George Michael o Armando Manzanero, entre otros.

En el escenario Julio, que será padre de nuevo la próxima primavera, realiza "un ejercicio brutal" que le permite mantenerse "fuerte y enjuto" y facilita que su "sangre circule a mayor velocidad", según él, que sabe "más o menos" los años que le pueden quedar de "vida activa" y los va "a aprovechar al máximo, sin perder un solo segundo".

Durante su estancia en España, el cantante también resaltó que la salida al mercado de Romantic Classics le ofrece la posibilidad de incorporarse "a una liturgia más universal dentro de la música, porque, desgraciadamente, cuando haces un disco en español las fronteras se cierran". Y sobre la recreación en el disco de éxitos de antaño, comenta que lo más importante que hay que tener en cuenta "es que el original siempre es mejor, aunque precisó que lo que el aporta es su propio estilo. "Si haces versiones y pierdes el estilo, no vendes el disco, porque la gente espera que cante como yo canto".

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más