Madonna: 'David es asombroso'

La cantante habla por primera vez de su hijo adoptivo en televisión

Con Madonna la polémica está servida. Y no sólo en sus espectáculos. La cantante enfrenta estos días un proceso de adopción que llena las portadas de los rotativos del mundo. El último capítulo son las declaraciones de Yohane Banda, padre de David, el niño malauí de trece meses, que la cantante y su marido, Guy Ritchie, ya tienen con ellos en su casa de Londres (por el momento tienen la custodia provisional durante dieciocho meses, tiempo en el recibirán la visita periódica de un asistente social mientras que los tribunales de Malawi deciden si la adopción es se hace definitiva).

Cambio de idea
Banda, un campesino de 32 años sin recursos que se vio obligado a dejar a su hijo en un orfanato tras la muerte de su esposa una semana después de dar a luz, reveló recientemente que nunca supo de las intenciones de la cantante de adoptar a su hijo. Según informaciones de diversas agencias, Banda no se enteró hasta que el pequeño, de trece meses, llegó a Inglaterra. Asegura que pensaba que la estrella del pop sólo se encargaría de su educación, y que si hubiese conocido antes sus intenciones, 'no lo habría autorizado'.

La respuesta de Madonna -que ya hace unos días contestaba con un comunicado a aquellos que la acusaban de haber utilizado la ‘vía rápida’- no se ha hecho de rogar. La diva ha concedido una entrevista de hora y media a la todopoderosa estrella de la televisión americana, Oprah Winfrey vía satélite desde la capital británica, en la que ha hablado por primer vez en público de la adopción de David Banda.

'David es asombroso'
"David es asombroso" dijo de su nuevo hijo "Lo que me sorprende es lo bien que mis hijos le han aceptado y lo fácilmente que se ha adaptado de vivir en un orfanato en África a nuestra casa".

La artista asegura en la citada entrevista estar conmocionada por las declaraciones del padre del niño ya que ella actuó conforme a la ley y recibió "la aprobación oral y escrita de la familia del pequeño". "No me di cuenta de que la adopción causaba tanta controversia hasta que regresé" dice "había un millón de cámaras en el aeropuerto y la prensa acampó a las puertas de mi casa. No había leído los periódicos ni visto la televisión pero mis amigos me contaron todo lo que se había dicho en las noticias. De manera que no me sacudió realmente hasta que volví a Inglaterra".

Más sobre: