Madonna regresa a Londres sin el bebé que ha adoptado en Malawi

Con una gran sonrisa en su rostro, así se pudo ver a la cantante a la salida de su gimnasio del norte de Londres al que acudió este fin de semana, tras regresar de su estancia en Malawi. A pesar de que Madonna y su marido, Guy Ritchie, no pudieron traerse consigo al bebé de treces meses que han adoptado en el país africano, el rostro de la diva habla por sí sólo: se encuentra feliz. Madonna y su marido regresaron a casa el viernes para celebrar el día siguiente el décimo cumpleaños de Lourdes Maria, hija mayor de la cantante.

Junto a ellos no viajó sin embargo Davie tal y como estaba previsto. Aunque la pareja habría conseguido un permiso de un juez malauí para llevarse al bebé al Reino Unido, a última hora se denegó su salida porque no posee el pasaporte necesario para abandonar el país, por lo que tendrá que permanecer aún unos días en Malawi hasta que se tramiten todos los papeles de su adopción y reciba su documentación.

Polémica adopción
El proceso sin embargo no está exento de polémica. Las leyes de Malawi no permiten a adoptar a los no residentes (el adoptante debe haber residido al menos un año en el país antes de iniciar los trámites de adopción), aunque las autoridades parecen haber hecho una excepción con la diva, que financiará la construcción de orfanato en el país a través de la ONG Raising Malawi de la que el su principal donante. La "la vía rápida" conseguida por Madonna ha provocado las críticas de múltiples organizaciones. "No se puede comprar un niño como el que compra una casa" comentaba el responsable de unas de las ONGs que operan en el país. De hecho esta misma mañana se ha sabido que The Human Rights Consultative Committee, comité que agrupa a 67 ONGs dedicadas a proteger los derechos humanos en Malawi, tienen previsto presentarse como una de las partes en el proceso de adopción del pequeño Davie porque no están de acuerdo con la "vía rápida" aplicada a la cantante por las autoridades de Malawi.

Críticas también en el Reino Unido
"Todo lo que es legalmente necesario, se ha hecho" comentaba ayer su representante Liz Rosenberg saliendo al paso de los comentarios que señalaban que si "la cantante pensaba que para traerse al Reino Unido al bebé sólo necesitaba un pasaporte era realmente ingenua". El proceso es bastante más complicado tanto en el país de adopción como a la hora de traerlo al país de residencia de los padres como han puesto de manifiesto diversas organizaciones dedicadas en la adopción internacional en el Reino Unido. Podrían por tanto y a pesar de la "vía rápida" usaba por Madonna pasar varias semanas hasta que el pequeño se una con su "nueva madre".

Fuertes medidas de seguridad
Mientras Davie sigue a la espera de abandonar su tierra natal rumbo a su nuevo hogar en un lugar secreto rodeado de fuertes medidas de seguridad por temor a ser secuestrado. El bebé se encuentra al cuidado del personal de la cantante. "David ha pasado de ser un niño pobre a convertirse en el bebé probablemente más rico de Malawi. Su fortuna podría convertirle en el objetivo de los secuestradores".

La cantante asistió a su clase de Pilates, después se trasladó al centro de la Cábala alque habitualmente acude en compañía de su hijo Rocco para recibir consejo espiritual. Allí permaneció cerca de tres horas tras la cuales regresó a casa.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más