Rod Stewart se construye un campo de fútbol en su mansión

Un campo de fútbol de dimensiones reglamentarias y muy cuidado césped ha sido la última adquisición del rockero escocés Rod Stewart para su mansión de Essex, Inglaterra. Lo que no esperaba es que el capricho para practicar su deporte favorito junto a sus amigos y sin salir de casa le causara mayores complicaciones.

Las fotografías que acompañan estas líneas demuestran que la superficie que ocupa el terreno de juego está considerablemente más verde que los alrededores de la fantástica mansión. Un portavoz del cantante atribuyó este hecho a un sistema de riego bajo tierra y la explicación no complace a la compañía Three Valleys Water que defiende a la utilización razonable de los recursos acuíferos y asegura que trece millones de usuarios en Gran Bretaña son multados por esta misma causa. Al veterano artista, de sesenta y un años, no parecen, por el momento, importunarle las críticas a un campo de fútbol pensado con todo tipo de detalles. Sistema de riego bajo tierra, vestuarios en una discreta cabaña para sus compañeros de partido y banquillos protegidos que más vale prevenir ante la incesante lluvia inglesa.

El campo de fútbol no es la única peculiaridad de la mansión de Rod Stewart. El artista aseguraba el pasado verano a la revista HELLO! que la placenta de su hijo menor, Alastair, está enterrada bajo un avellano de los jardines de la casa. El pequeño tiene diez meses y es el único hijo nacido en su relación con la fotógrafo inglesa, Penny Lancaster.

Más sobre: