Paul McCartney: 'Estuve en el infierno, pero estoy listo iniciar una nueva vida'

Paul McCartney ha vuelto. En pleno proceso de divorcio -éste parece haber llegado a un punto muerto, pues aún no se sabe si finalmente Heather Mills ha aceptado el dineral que al parecer le ofreció a cambio de mantener un discreto silencio sobre sus cuatro años de matrimonio y las causas de su separación- el ex Beatle asistió anoche a la fiesta organizada por su yerno, Alasdhair Willis, con motivo de la celebración del primer aniversario de la firma de decoración Established & Sons. Más de 1.500 invitados se dieron cita en Il Bottaccio, un local cercano a Buckingham Palace. Entre ellos muchos rostros conocidos como la actriz Gwyneth Paltrow y su marido, el cantante de Coldplay, Chris Martin, la actriz Scarlett Johansson...

Escoltado por sus hijas
Pero sin duda la estrella de la velada fue Paul McCartney, que escoltado por sus hijas Stella, de 35 años, y Mary de 37, se mostró feliz de volver a la vida social londinense. "Estuve en el infierno, pero he vuelto. Estoy listo para iniciar una nueva vida y me refiero a una vida con letras mayúsculas" comenta The Sun que dijo el ex Beatle durante la velada. Menos optimista se muestra el diario The Daily Mirror al que asegura declaró en exclusiva que "aún no sabe como sobrellevarlo". "Ha sido lo más terrible que me ha pasado a mí y a mi familia... simplemente soy incapaz de hablar de ello" dice el tabloide que Paul confesó a uno de los asistentes a la fiesta. Este testigo comenta que si bien se le veía de buen humor y muy animado en cuanto en la conversación sonaba el nombre de Heather, Paul apenas podía reprimir las lágrimas.

Vuelta a la vida social
Sea como fuere, el caso es que ex Beatle estuvo durante al menos dos horas en la fiesta acompañado de sus hijas en un intento de retomar su vida (la última vez que le vimos en un acto público fue pocos después de anunciar su separación en la presentación de Love, el nuevo espectáculo del Cirque du Soleil cuya banda sonora son las canciones más conocidas del cuarteto de Liverpool). "La vida te da disgustos de vez en cuando, pero yo soy el eterno optimista. No importa lo oscuro que lo vea, siempre hay una luz en alguna parte" comentó el ex Beatle en una reciente entrevista que concedió con motivo de la promoción de su álbum de música clásica Ecce Cor Meum. Paul y Heather, que son padres de una niña, Beatrice, de dos años de edad, anunciaron hace cinco meses su separación. Desde entonces siguen enzarzados en un amargo proceso de divorcio.

Más sobre: