Los Beatles demandan a EMI y Capitol Records

Ha sido, desde luego, el grupo más famoso de todos los tiempo. Un claro ejemplo de esto es que, treinta años después de su disolución, la banda de Liverpool sigue dando pingues beneficios. Y como estamos hablando de cifras millonarias, los supervivientes de los Beatles -Paul McCartney y Ringo Star- junto con la viuda de John Lennon, Yoko Ono, y los herederos de George Harrison han presentado una demanda contra las discográficas EMI y Capitol Records por un supuesto caso de fraude e incumplimiento de contrato. Una demanda a la que un juez de la Corte Suprema de Nueva York ha dado,el pasado 23 de agosto, luz verde para que se resuelva en los tribunales.

La demanda está basada en la opinión que mantienen los ex Beatles y su empresa Apple Corps de que durante la década de los noventa las discográficas les liquidaron menos royalties de los que realmente tenían que percibir. La mítica banda, a través de su empresa, exige tanto a EMI como a Capitol Records 25 millones de dólares, unos 20 millones de euros, por no haber recibido dichos beneficios, así como por un supuesto fraude ya que muchos de los discos que se tenían que vender los empresas musicales los catalogaron como defectuosos o arguyeron que se habían perdido por lo que no se podían sacar a la venta pero, y según la denuncia, la realidad era otra ya que muchos de esos discos se vendieron secretamente. Por su parte, tanto la discográfica como su filial argumentaron ante el juez que esta denuncia no tenía una base sólida, pero el magistrado ha desestimado su petición basándose en unas auditorias llevadas a cabo a las discográficas durante 1994 y 1995 y en las que se demostró que habían cometido diversas irregularidades contables.

Derechos millonarios
Pero la lucha de los Beatles con la que fue su discográfica no acaba aquí. Los másters originales de la banda siguen siendo propiedad de EMI y los Beatles y su empresa Apple Corps quieren recuperarlos de alguna forma. Legalmente, la propietaria del copyright de estas canciones es la discográfica que, casi cuatro décadas después del nacimiento de la banda de Liverpool se sigue embolsando muchos millones anualmente gracias a estos derechos adquiridos a perpetuidad. Unos derechos que podrían perder si el juez estimase que se han producido hechos fraudulentos en su gestión.

Más sobre: