En una edición de lo más repartida, como no se recuerda, la ceremonia de los MTV Video Music Awards, aunque bien es cierto que no deparó escandalosas sorpresas como en otras ediciones, sí resultó llena de ritmo y color. Con un Jack Black vestido de hombre lunar -en claro homenaje al galardón que así se denomina- que irrumpió en el escenario entre efectos especiales que recreaban un aterrizaje en la Luna mientras cantaba, comenzaba la gala. Justin Timberlake, que interpretó su éxito "Sexyback", inauguró las actuaciones musicales que animaron la ceremonia. Espectacular resultó la puesta en escena de Beyoncé, que presentó "Ring the alarm". La cantante saltó sobre el escenario desde una cuerda que pendía desde el techo para sorpresa del público. Christina Aguilera, por su parte, estrenó el tema "Hurt" de su nuevo disco en una actuación memorable con su potente voz, su renovado estilo inspirado en la década de los 40 y una orquesta sinfónica de fondo.

Las caderas de Shakira
Otro de los momentos álgidos de la noche fue la actuación de Shakira. La colombiana hizo bailar a los presentes con su "Hips don’t lie", que cantó a dúo con Wyclef Jean. Contoneando las caderas como sólo ella sabe hacerlo, Shakira, que lució un atrevido vestido de estilo árabe en color fucsia que dejaba su vientre al descubierto, se hizo acompañar en el escenario de un nutrido grupo de bailarinas vestidas con vistosos trajes de inspiración india. Por el escenario desfilaron además Panic! At The Disco, que se llevó el premio de vídeo del año, Lou Reed, Ludacris y The Killers entre otros.

Y como sorpresa final...
La nota inesperada de la noche la puso Lil Kim, que reapareció ante las cámaras tras cumplir una condena en prisión por perjurio. Vestida con el característico traje naranja de los reos, que se quitó minutos después, y escoltada por supuestos policías presentó el premio al mejor video masculino, que se lo llevó "You're Beautiful" de James Blunt,quien por cierto acudió a la cita con su novia, la modelo checa Petra Nemcova. Por último cabe destacar la actuación de Britney Spears y su marido, Kevin Federline. La pareja, que se encuentra en la cuenta atrás para el nacimiento de su segundo hijo y por tanto no pudo asistir a la ceremonia, presentó a través de una grabación, que fue expuesta en una gran pantalla, el premio al mejor vídeo R&B. La cantante y su marido además protagonizaron un sketch cómico en el que, parodiándose a ellos mismos -recordamos que la cantante fue acusada de llevar a su hijo entre las piernas mientras conducía-, la pareja perdía a un niño, que abandonaba el coche ante el descuido de sus padres.

Más sobre

Regístrate para comentar