El peculiar estilo de Madonna durante su gira

Madonna no deja de sorprendernos. Si sobre el escenario le hemos visto desfilar con los más atrevidos diseños, algunos rozando lo extravagante, durante la gira de presentación de su último trabajo, Confessions on the dance floor, que comenzó el pasado mes de mayo en Los Ángeles, fuera de él la diva también da muestras de su peculiar estilo.

Un chándal muy especial
En esta ocasión ha sido en París, donde la cantante tiene previsto cuatro conciertos (para los que desde hace meses no hay entradas, aunque la reventa ‘hace el agosto’ con entradas por unos 900 euro). El pasado domingo pudimos ver a Madonna abandonando su hotel en la capital francesa para dirigirse a un ensayo luciendo un chándal negro. El mismo que Madonna diseñó para la marca sueca H&M. Y es que no hay mejor promoción que la que pueda hacer la propia autora del diseño. Quizás por ello al día siguiente, la cantante volvió a lucir el mismo chándal, aunque en esta ocasión en otro de los tonos de la colección.

Todo para sentirse como en casa
Y si creían que lo habían visto todo, no se pierdan las imágenes de Madonna tras su segundo concierto en París. Ella, que se atreve con todo, no dudó en enfundarse nada más acabar el show su bata y ponerse sus cómodas zapatillas de estar en casa y llegar de esta guisa al hotel, donde, ¡maldición!, decenas de curiosos esperaban su llegada. Ella sin parecer importarle mucho, salió el coche, saludó y llevando en su mano un gran vaso de café se dirigió al hotel donde le esperaban sus hijos, Lourdes y Rocco, a buen seguro en la cama ya dormidos desde hacía horas.

¿Se llevará a sus hijos a Rusia?
Madonna ha realizado parte del tour acompañada por sus hijos, que en muchas ocasiones, asisten a sus ensayos. De hecho, la cantante quería llevarse a los pequeños a Rusia, donde finalmente ofrecerá su primer concierto. Sin embargo la idea no gusta mucho a su marido, Guy Ritchie, quien considera que una vez comiencen el curso los pequeños no deberían viajar de un lado para otro, aunque eso signifique pasar menos tiempo con su madre. Madonna, según publican hoy los tabloides británicos, dicen que ha confesado que quiere sus hijos vean mundo, mientras su marido, algo más tradicional, busca una opción más segura.

Quizás el director de cine esté pensando en las amenazas que supuestamente habría recibido la cantante de la mafia rusa y que ha hecho cambiar el día y el lugar de su concierto en Moscú. Madonna quería cantar en la explanada de la Colina de los Gorriones, junto al campus de la Universidad Estatal moscovita, pero las autoridades se lo prohibieron por cuestiones de seguridad. Finalmente será al día siguiente cuando la cantante actúe y lo hará en el estadio Luzhniki, el mismo en el que ofrecieron sus primeros conciertos en Rusia Michael Jackson y los Rolling Stones.

Más sobre: