Un barrendero llamado Boy George

El cantante británico Boy George ha cambiado por unos días el micrófono y los escenarios por una escobay un cubo de basura, con el que limpió las calles de Nueva York. Una tarea que deberá cumplir por una semana, como parte de la condena a servicios comunitarios que le impuso un juez estadounidense por posesión de drogas.

El ex líder del grupo Culture Club, llegó puntualmente a su tarea, a las siete de la mañana, y se puso manos a la obras en un barrio muy popular de Manhatan. Vestido con un chaleco anarajando, guantes de trabajo, pantalones oscuros, sin calcetines y sin el maquillaje tan característico, que siempre luce en sus apariciones publicas. El británico tuvo que agacharse en numerosas ocasiones ha recoger la basura tirada en el suelo.

El cantante de 45 años, cuyo verdadero nombre es George O`dowd, sufrió el acoso de los medio de comunicación en cuanto que cogió la escoba, por lo que tuvo que ser trasladado a un parking vallado en el que pudiera cumplir su trabajo ocasional con más tranquilidad. A pesar de esto, George se tomó con filosofía el hecho de que fuera fotografiado barriendo:‘Mi madre era limpiadora y mi padre albañil, así que se de que se trata’ dijo la estrella del pop, que no se dio por satisfecho y añadió como nota final hacia la prensa: ‘¿Acaso se creen mejores que yo? Váyanse a casa, déjenme hacer mi servicio a la comunidad’

Boy George se había ofrecido anteriormente para organizar un concierto con fines benéficos y así cumplir su condena, pero el juez Anthony Ferrara rechazó la idea y prefirió que George limpiara las calles de Nueva York. Además de su trabajo como barrendero, el músico deberá someterse a un tratamiento de desintoxicación de drogas.

Más sobre: