La boda de Montserrat Martí, hija de la soprano Montserrat Caballé

Poco después de las doce del mediodía, Montserrat Martí, hija de la gran Montserrat Caballé daba el ‘sí quiero’ a Carlos de Navas Mir, amigo suyo desde la infancia en el Monasterio de Ripoll (Gerona). Montsita, como los más allegados conocen a la novia, llegó a la iglesia del brazo de su padre, Bernabé Martí. Estaba radiante y feliz. Lucía un exclusivo diseño de Rosa Clará con escote barco, manga larga y encaje en el cuerpo. Velo y cola al más puro tradicional y el pelo con un semi-recogido en el que iba prendido precisamente el velo. Su madre, la gran cantante de ópera, Montserrat Caballé, vestida con traje oscuro y estampado de flores, les seguía acompañada de su hijo, Bernabé, quien actuó como padrino de la boda.

Víspera de la Virgen, Montserrat Martín eligió casarse este día porque curiosamente 43 años antes lo habían hecho sus padres. "Si a ellos esta fecha les ha dado tanta suerte, espero que a mí me pase lo mismo" ha comentado alguna vez la cantante, que curiosamente el pasado sábado dio un concierto en el Monasterio de Ripoll. "Nos casamos el 14, pero el 12 damos un concierto en la misma iglesia, o sea que casi que puedo dejar mi vestido de novia preparado en la sacristía dos días antes" explicaba la novia días antes de la boda.

Montserrat y Carlos son amigos desde la infancia aunque nunca habían imaginado que su amistad terminaría frente a un altar con anillo de por medio. "Hemos sido vecinos desde hace años. Nos conocimos cuando salíamos a pasear a los perros y luego salíamos en grupo con mis primos". Los hoy ya marido y mujer crecieron y sus vidas se separaron, dejaron de verse tanto, sobre todo, debido a los continuos viajes de la soprano. "Éramos amigos de confidencias y siempre que nos veíamos nos explicábamos nuestras historias. Luego, él tuvo una relación de mucho tiempo, pero terminó. El año pasado quedamos para tomar algo y nos empezamos a ver de nuevo. Esto nos sorprendió a ambos, no lo esperábamos. Nos dimos cuenta de que juntos la vida era más fácil" confesó la hija de Montserrat Caballé poco después de anunciar su boda.

Más sobre: