Entrevista y fotografías exclusivas de la boda de David Bustamante y Paula Echevarría

—El mejor regalo de tu boda, ¿el papel que te ha dado José Luis Garci para su nueva película?
Sí, estoy contentísima. Todavía no lo sabe nadie porque, prácticamente, me lo acaban de anunciar. El título provisional es «Luz de domingo » y se rueda en Asturias. El es un amante de mi tierra y voy a trabajar en mi casa con un pedazo de director como es él.
—Ella es la número uno, lo que pasa es que hay gente que aún no lo sabe. Para mí es la número uno —añade David.
—Hay mucha admiración mutua...
¡Ella era fan mía! —dice David, riendo y dirigiéndose a Paula—. Cariño, reconócelo. ¿No ibas a todos mis conciertos? ¿No tenías todos mis discos?
—Sí, reconozco que era fan de «Busta», pero me caso con David, que no es lo mismo y que es el hombre más maravilloso del mundo. De hecho, cuando me pongo a recordarle cosas de cuando iba a sus conciertos, le digo: «Cuando fui a ver a "Busta"...». Y él me dice: «¡Hola! ¡Soy yo!».
—Y si te hubieran dicho en aquel entonces que serías la mujer de ese hombre al que tú admirabas, ¿qué hubieras dicho?
Nunca lo hubiera dicho, no me lo hubiera podido creer.
—¿Habéis echado a alguien de menos?
Todo el mundo que no podía faltar está. Y los que no están, nos hubiera gustado que estuvieran, pero sabemos que no han podido. Sé que querían estar, y con eso me basta.
—Como en el caso de David Bisbal y Chenoa.
Lo mismo, sé que querían estar.
—¿No ha habido problemas?
Lo único que hay es que a veces para sacar noticias hay quien se inventa historias que no son ciertas —interviene David.
—Hablando de este tema, también hubo algún lío con unas historias un tanto desagradables para vosotros a días de la boda...
No ofende quien quiere, sino quien puede. No nos dieron ningún disgusto sacando que había una crisis entre nosotros ni las fotos de David con una bailarina...
—Para mí es de muy mal gusto, me parece muy feo intentar fastidiar una historia tan bonita, como es la de dos personas que se quieren y se van a casar —interrumpe David con tono muy serio—.
¿Por qué esas tonterías? Una de las imágenes está tomada hace un año y salgo con una de mis bailarinas bailando un «reggaeton», y además ha estado en la boda con su chico y embarazada.

Más sobre

Regístrate para comentar