Otro disgusto para Britney Spears: roban las fotos de sus vacaciones familiares

Ha pasado tan solo una semana desde que la policía de California detuviera al ladrón de las fotos tomadas por el hermano de Angelina Jolie con motivo del nacimiento de Shiloh Nouvel y recuperara las instantáneas, cuando al historia vuelve a repetirse. En esta ocasión las víctimas han sido Britney Spears y su marido, Kevin Federline, que aparecen en las fotografías junto a su hijo Sean Preston durante sus vacaciones. Pero si en el caso del matrimonio Jolie-Pitt las imágenes robadas no llegaron a hacerse públicas, peor suerte han corrido la cantante y su marido que han visto las instantáneas publicadas en el semanal Us Weekly.

'La pareja está especialmente dolida
Los abogados de la pareja reaccionaron emitiendo un comunicado a raíz de su publicación en el que anunciaban que estaban estudiando emprender acciones legales a la vez que señalaban que el matrimonio estaba "especialmente dolido y triste porque momentos de su vida familiar aparezcan en una revista sin su conocimiento y consentimiento y tras el robo de unas instantáneas totalmente privadas".

Las imágenes, que Britney asegura les han robado, muestran a la princesa del pop junto a su marido, primero en su jet privado, y después en la habitación de su hotel haciendo todo tipo de monerías a su hijo, Sean Preston. Un nuevo disgusto para la joven cantante que no levanta cabeza. Y es que en los últimos meses ha sido acusada de mala madre, de irresponsable y de no saber atender a su hijo (tuvo que rendir cuentas a los servicios de protección del menor al ser publicadas unas fotografías en las que se le veía conduciendo con el bebe en su regazo); también se ha dicho que su matrimonio hace aguas -algo que desmintió recientemente en su primera entrevista en televisión desde el nacimiento de su hijo y en la que terminó llorando desconsoladamente, prueba de que no pasa por un buen momento-; y la semana pasada se filtró un reportaje con portada incluida en la que posaba desnuda mostrando su embarazadísima barriga -da a luz a final del verano- para una conocida publicación americana, aunque finalmente parece que no verá la luz el reportaje ya que Britney se ha arrepentido y ha dicho no en el último minuto.

Vuelta a casa
Los últimos meses no han sido por tanto nada fácil para la princesa del pop que, según dicen, podría volver al calor de su hogar en su Lousiana natal para pasar junto a su madre los últimos meses de su embarazo y esperar algo más tranquila la llegada de su segundo hijo. Al parecer la cantante ha emprendido una serie de reformas en la casa de su madre, Lynne, para añadir algunas habitaciones a la vivienda y poder instalarse allí con su marido y su hijo.

Más sobre: