El emblemático The Mirage de Las Vegas vivió una de esas noches que pasarán a la historia. Cerca de 4.000 invitados presenciaron en directo el estreno del nuevo espectáculo del Cirque du Soleil, la compañía que ha reinventado el arte circense y que tantos adeptos ha cosechado en todo el mundo. Bajo el título Love, el verdadero atractivo de este año es la música que acompaña a las acrobacias, los malabares y los espectaculares efectos especiales que caracterizan la puesta en escena de esta compañía. Todo un lujazo para los oídos y para los fans de Los Beatles, ya que el espectáculo repasa las canciones más conocidas del cuarteto de Liverpool.

El proyecto nació gracias a la amistad y mutua admiración entre el ya fallecido George Harrison y Guy Laliberté, creador del Cirque du Soleil. Se trata, de hecho, la primera vez que la compañía de Los Beatles, Apple Corps Ltd ha permitido usar ‘el sonido beatle’ para un espectáculo. Para ello Sir George Martin, productor de Los Beatles y su hijo Giles Martin han estado trabajando durante meses con el archivo de discos del mítico cuarteto para finalmente componer la música de Love.

Las sorpresas de la noche
La noche deparó agradables sorpresas para los fans del grupo. Por un lado se pudo ver de nuevo reunidos a los ex Beatles supervivientes Paul McCartney y Ringo Starr y a las esposas de los dos que ya no están con nosotros, Olivia Harrison y Yoko Ono, en una imagen histórica; y por otro lado se produjo el abrazo más esperado de los últimos 30 años, el de la viuda de John Lennon y Paul McCartney (el cantante siempre ha responsabilizado a la viuda de su compañero de la separación del conjunto) demostrando así que las rencillas eran parte del pasado. Tampoco faltaron a la cita Cynthia, la primera esposa de Lennon, que asistió con su hijo Julian.

Paul sigue luciendo su anillo de casado
Tras la representación, McCartney subió al escenario para dedicar, emocionado, el espectáculo a sus compañeros desaparecidos con un "va por John y George". Y es que el artista no está atravesando su mejor momento. McCartney se encuentra en pleno proceso de divorcio de su segunda esposa Heather Mills, aunque por el momento no se ha quitado su alianza de casado como pudo verse anoche. "¿Estás bien?" dicen le preguntó Ringo Starr nada más verle, a lo que Paul contestó: "Sí, estoy bien". No muy convencido con la respuesta su ex compañero insistió "¿Éstas seguro" a lo que McCartney respondió: "Estaré bien". Nadie esperaba su presencia en la premiere dado el delicado momento sentimental que está atravesando, pero los gritos de sus fans parecieron por un momento devolverle la sonrisa y levantarle el ánimo.

Más sobre

Regístrate para comentar