Han pasado dieciocho meses, desde que en mayo de 2005, Kylie Minogue interrumpió su gira, The showgirl Tour, para volcarse en lo más importante: luchar con todas sus fuerzas contra la enfermedad que le habían diagnosticado, un cáncer al que, por fortuna, ha logrado vencer. En estos días, el director administrativo de la compañía Frontier Touring, Michael Gudinski, ha realizado el anuncio de la gira de la artista australiana Kylie Minogue, en Melbourne, para el próximo mes de noviembre. Minogue reanudará su Australian Showgirl Tour con un nuevo nombre: Showgirl Homecoming. La emoción está asegurada.

Historia de una superación
"Aún le quedan unas pocas montañas por escalar, pero tenemos mucha confianza en que la gira continuará en noviembre. Ella ya superó lo peor", aseguró el responsable de la gira en Australia cuando, con una botella de champán en mano, brindó por el éxito del tour ante la mirada atenta de todos los fans de la cantante. Y es que, lo de Kylie Minogue ha sido la historia de una brillante superación, con la ayuda inestimable de su familia y de su novio, el actor francés Olivier Martínez, que le ha brindado apoyo y amor en estos dieciocho meses alejada de los escenarios.

El ensayo general para este tour que se le avecina ocurrió hace días en el mítico Teatro Astoria, de Londres. Su hermana pequeña, Danii, también cantante, daba un concierto. No estaba contemplado ni nadie imaginaba que, Kylie Minogue, decidida, saliera al escenario por unos minutos para acompañar a su hermana en un tema. Ocurrió lo que más se merecía la luchadora Kylie Minogue: aplausos constantes y un brillo muy especial le encendió la mirada. La mirada de quien sabe que ha superado un escollo y que la lucha por seguir haciendo lo que más ama -interpretar- ha obtenido un resultado más que positivo.

Más sobre

Regístrate para comentar