Shaila Morales: 'Mi madre es inolvidable e irremplazable'

La misma sonrisa, la misma mirada e incluso el mismo timbre de voz al hablar. Mirándola parece que tuviéramos delante a Rocío Durcal antes de que la fatalidad llamara a su puerta. Pero hablamos de su hija y heredera en los pasos de la canción, Shaila, quien pese al parecido físico evidente (y de carácter, según dicen), del que se siente muy orgullosa, reivindica personalidad y estilo propios a la hora de subirse a un escenario.

De México a España
La benjamina de la familia Morales que se había quedado en México tras el emotivo homenaje que recibió su madre, parte de cuyas cenizas reposan en la Basílica de Guadalupe, viajó a España para ver a su padre y hermanos, convertida en la nueva musa de Silk-Épil Piernas Perfectas para inaugurar el tour con el mismo nombre: un salón de belleza itinerante que se pasará por las principales ciudades españolas descubriendo los trucos y secretos para lucir unas piernas perfectas. Así compareció ella ante los medios de comunicación: luciendo unas bronceadas piernas y una luminosa sonrisa.

Shaila Morales está a punto de sacar su segundo disco, un homenaje a su madre en el que hace suyas grandes éxitos de ‘La Señora’. Este trabajo supondrá también un nuevo bautismo profesional porque ha decidido llevar el apellido artístico Dúrcal con el que la gran dama de las rancheras recorrió el mundo, una manera, comenta, de llevar hasta las nuevas generaciones, su legado.

Más difícil sin Marieta
Han sido momentos muy duros para la familia Morales que afronta el día a día sin Marieta: "Es algo muy difícil, nadie está preparado, pero son ciclos, la gente nace y se tiene que ir". Ella dice que está "tranquila y centrada en mi trabajo, lo mejor es ocuparte de cosas. Aunque está claro que mi madre es inolvidable e irremplazable". No obstante quien más preocupa a Shaila y a sus hermanos, Carmen y Antonio, es su padre, Junior: "Mi padre está tranquilo, pero decaído y le estoy involucrando en el trabajo. Se va a ocupar de lo que hacía con mi madre, del escenario, de donde tienen que colocarse los músicos". Están todos agradecidos, recalca, por lo bien que se ha portado la gente con ellos y la infinidad de muestras de cariño que han recibido tras el fallecimiento de la cantante. En esos duros momentos, Shaila contó con el apoyo de su novio: "sólo te diré que estoy contenta y feliz".

"Mi disco es un homenaje a mi madre. Llevo trabajando en él muchos meses" nos cuenta Shaila, a quien no le importa que la comparen con ella: "Comparaciones siempre hay, aunque me parezco físicamente y de carácter también, tengo mi estilo", puntualiza. "Quería darle una sorpresa pero no me aguanté las ganas y se lo conté, y luego falleció, Pero también me quedé contenta porque tuve la oportunidad de decírselo".

Más sobre: